Dinámica, 21 abril de 2009
Emilio Huerta, director de Institución Futuro / CCN
La sentencia “La mayoría de las personas están más cómodas con los viejos problemas que con las nuevas ideas”, atribuida a Einstein, refleja con precisión la situación de buena parte de nuestro tejido industrial: resulta hoy más cómodo resistir haciendo lo mismo que explorar nuevos caminos.

En estos momentos de crisis, todos nos preguntamos en qué iniciativas y acciones eben de incidir las empresas para superar las dificultades económicas. ¿Qué hace falta impulsar en las organizaciones actuales para avanzar con más confianza hacia la superación de las limitaciones reconocidas?

Necesitamos nuevas ideas, pero el modelo actual de organización, jerárquico y departamental, dificulta la discusión y el debate, estimula poco la comunicaicón, y no fomenta la asución de riesgos de trabajo y directivos.

En estos nuevos escenarios, donde la competencia se ha intensificado enormemente, la posición competitiva de las empresas ya no se define de forma sencilla. La búsqueda de la eficiencia es un requisito imprescindible para estar en el mercado, pero en esa dinámica están ya todas las empresas.

Acceso al contenido completo del artículo

Share This