Diario de Navarra, 4 de mayo de 2006
Entrevista con Esperanza Aguirre, Presidenta de la Comunidad de Madrid
DICEN de ella, quienes la conocen de cerca, que no tiene techo político. De momento sólo piensa en reeditar la mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid, donde volverá a liderar la candidatura popular. Esperanza Aguirre cuenta con una dilatada trayectoria política fraguada en el ámbito municipal, pero no se arruga cuando tiene que responder sobre los grandes asuntos de política nacional, y lo hace con claridad meridiana.
Cree que sin el acuerdo entre las dos grandes formaciones políticas, el terrorismo etarra no acabará y manifiesta su firmeza en que sólo cabe que ETA deje las armas y pida perdón a las víctimas porque no se puede premiar por dejar de matar.

-¿Es optimista sobre el fin de ETA?

-Hay quien dice que el pesimista es el optimista bien informado. Yo quiero ser optimista, lo que ocurre es que la mayoría de los españoles que tenemos una edad hemos vivido varias treguas por parte de ETA que luego han resultado un fiasco. Ojalá que éste sea el verdadero fin de ETA.

-¿Usted es de las que cree que debe dejarse actuar al presidente Zapatero o, por el contrario, mantiene una posición crítica con el Gobierno central?

-En mi partido sólo hay una posición. Nosotros le hemos dado a Zapatero nuestra confianza para que verifique que ETA quiere dejar las armas. Lo que ocurre es que algunos entendemos que esa cuestión no es que esté verificada, es que la propia ETA nos ha dicho el mes pasado y nos lo ha dicho con el lenguaje que utiliza ETA, atentando en Barañáin, enviando cartas de extorsión a los empresarios navarros… que no están por dejar las armas, que están por abrir un proceso de autodeterminación en el que el precio político sea Navarra. Y nosotros no estamos por eso.

-Usted no cree, entonces, que se estén dando las condiciones para el inicio del diálogo entre ETA y el Gobierno, como anunció Zapatero.

-No es que lo crea yo, es que lo ha dicho ETA. Y el ministro del Interior hasta hace bien poco también decía que no se daban las condiciones. Y el presidente del Gobierno lo que dijo hace un año es que pediría permiso al Parlamento para entablar diálogo con ETA cuando ETA manifestara que quería dejar las armas, y esta parte no se ha dado.

-¿Cree que Zapatero tiene una prisa no justificada?

-Yo creo que Zapatero tiene puestos todos los huevos en la misma cesta y eso es lamentable.

-Explíquese.

-Pues que para Zapatero, acabar con ETA es su prioridad, como para nosotros y todos los españoles. Lo que pasa es que nosotros le hemos puesto límites, no a cualquier precio. ETA tiene que acabar por el procedimiento de dejar las armas, de reconocer que la violencia no sirve y pedir perdón a las víctimas. Y así todos los españoles nos felicitaremos.

-¿Usted cree que esto lo aceptaría ETA?

-Yo no. Siempre he creído que ETA exige la autodeterminación y Navarra.

-¿Entonces…?

-Entonces habrá que seguir por la línea que íbamos, aplicar todo el peso de la ley y el Estado de Derecho. No hay que pagar a nadie por dejar de asesinar.

-Todo el mundo insiste en que no se va a pagar ningún precio político. ¿Entonces, para qué crear una mesa formada por partidos políticos, a la que ya se ha apuntado Batasuna?

-Yo desde luego no me sentaré jamás en esa mesa y creo que tampoco lo hará el PP. Entiendo que en una democracia los procesos políticos tienen que hacerse en el Parlamento, que es donde están los políticos elegidos por los ciudadanos. Si lo que se pretende es sentar a organizaciones ilegales por terroristas, desde luego a nosotros no nos encontrarán.

-¿Confía en que en el camino hacia el final del terrorismo acabarán dándose la mano PP y PSOE?

-Yo lo espero. Si el terrorismo acaba será porque el PSOE y PP están de acuerdo, si no nunca acabará ETA. Por qué ETA ha declarado esta tregua ahora. Porque policialmente y políticamente estaba en una situación muy difícil y eso es porque los dos grandes partidos nos pusimos de acuerdo, ilegalizamos Batasuna, declaramos que la kale borroka era terrorismo e impedimos que estuvieran en las instituciones. Eso es lo que ha debilitado a ETA.

-De los resultados de este proceso para el final del terrorismo, ¿depende el futuro inquilino de la Moncloa?

-Agradezco que no le llame proceso de paz. A mí me gustaría que ETA dejara las armas aunque Zapatero ganara las próximas elecciones, pero creo que en absoluto están ligados ambos procesos.

El estado de España

-Hablemos de España. ¿España se rompe?

-Yo no creo que esto sea un proceso en el cual de pronto España va a amanecer el día siguiente rota. Pero sí creo que la ruptura del consenso constitucional que ha perpetrado el señor Rodríguez Zapatero es algo gravísimo. Cuando hemos llegado entre todos a un acuerdo, renunciando a propuestas máximas en el sentido de que quienes eran marxistas aceptaron la economía de mercado; quienes eran liberales aceptaron la economía social; los nacionalistas aparentemente aceptaron la unidad de España; los centralistas aceptaron el Estado autonómico; quienes creían que el Estado tenía que ser confesional aceptaron que no lo fuera; los republicanos aceptaron la monarquía… Todo el mundo hizo concesiones, y ahora de repente vamos a romper el consenso constitucional a cambio de qué. Nada es intocable, pero oiga, que se apruebe el estatuto de Cataluña con el 51% en el Senado es un porcentaje muy exiguo para encima presumir de ello.

-Cuando escucha lo de nación catalana, o realidad nacional… ¿Qué piensa?

-Yo pienso que no puede haber una nación dentro de otra. Si Cataluña es una nación España no puede serlo. Y pienso que no había ninguna necesidad de hacer lo que ha hecho el señor Rodríguez Zapatero. Como me parece ridículo lo que se ha hecho en Andalucía. Ningún andaluz pretendía que Andalucía fuera una realidad nacional, y lo han hecho sólo para cubrir el fiasco de lo que se había hecho en Cataluña.

-¿Y Madrid, qué es?

-Mire, Madrid es la comunidad que mejor ha sabido aprovechar las posibilidades de autogobierno que nos daba el Estado autonómico del 78. Hasta tal punto que nos hemos convertido en la primera de las regiones españolas en renta per cápita, que es un 30% más que la media de España y un 20% más que la Unión Europea, teniendo en cuenta, además, que ahora dividimos por seis millones de habitantes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines