El Índice de eficiencia del gasto público elaborado por el IEE arroja que España tiene un importante diferencial negativo, del orden de un 25%, tanto en relación con la media de la UE como de la OCDE, ocupando el puesto 29 de los 37 países desarrollados, y experimentando un deterioro significativo en los últimos años.

Descargar informe

Share This