El impacto de la COVID-19 se percibe en la valoración que hacen las empresas de la situación económica actual. No obstante, se muestran optimistas en sus previsiones para 2021, en el que la digitalización y la mejora de procesos se situarán en el centro de las estrategias corporativas.

Share This