Acceso a la noticia original

José María Aracama, Miguel Iraburu, Marisa Alonso y Miguel Isaacs durante la mesa redonda.

Los expertos no creen que el PERTE vaya a condicionar la asignación de modelos a las fábricas españolas.

La dependencia del sector automotriz en Navarra puede ser una fortaleza para no diluir las ayudas europeas.

Tras la presentación de las principales conclusiones de la Encuesta Empresarial Círculo 2021, tuvo lugar una mesa redonda moderada por el presidente de Institución Futuro, José María Aracama, y en la que intervinieron como invitados Miguel Iraburu, miembro de la junta directiva del Círculo de Empresarios; Marisa Alonso, directora general de Navanor Logistics; y Miguel Isaacs, máximo responsable de la consultora Bantec Group especializada en la gestión de ayudas públicas y financiación para empresas. Los ponentes expusieron sus puntos de vista sobre las distintas cuestiones abordadas en el sondeo, lo que invariablemente derivó en la gestión de los Proyectos Estratégicos para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) y, especialmente, en el relativo al sector del automóvil.

La conversación acabó girando en torno a la expectativa de que se adjudique a Volkswagen Navarra un modelo de baterías. Isaacs mostraba su convencimiento de que la decisión de adjudicar los modelos eléctricos pequeños del grupo Volkswagen a España sería “estratégica”, alejándola así de cualquier matiz político o de otra índole: “Como hacen el resto de grandes multinacionales, Volkswagen no toma decisiones en función de ayudas puntuales, como sucede con el PERTE que tiene un horizonte de tres años. Eso sí, si el grupo ve que Navarra sigue apostando porque el automóvil de la misma manera que hasta ahora, sobre todo en materia fiscal y presupuestario, eso va ayudar en la toma de la decisión del coche eléctrico”. No obstante, el director general de Bantec Group se mostraba de acuerdo con Miguel Iraburu en que también era importante “no hacer dejación” por parte del Gobierno de Navarra en la representación de los intereses de la Comunidad foral.

Aunque Iraburu también coincidió en que el PERTE no va a condicionar la decisión de Volkswagen, sí que mostró su preocupación respecto a que, “por las circunstancias del Gobierno de España”, los votos de los independentistas catalanes de ERC “son enormemente importantes”, lo que suponía una baza a la hora de beneficiar “a Martorell sobre Landaben”. “Otra cosa es que, al ser Volkswagen Navarra la fábrica más productiva del grupo, pueda contrarrestar esos efectos”, argumentó. Para dimensionar el efecto real que podría tener el PERTE en la asignación de los modelos eléctricos a Landaben y Martorell, Isaacs recordó que los fondos europeos solo suponen el 20% de las inversiones de los proyectos que se presenten, por lo que Volkswagen tendría que desembolsar el otro 80%.

El director general de Bantec Group señaló que la dependencia de Navarra respecto a la automoción era, en este contexto, una fortaleza, ya que permite centrar buena parte de las ayudas en un sector en vez de dispersarlas en varios frentes como sucede en otras comunidades autónomas.

José María Aracama, Miguel Iraburu, Marisa Alonso y Miguel Isaacs durante la mesa redonda.

Navarra supera a Madrid en la gestión de ayudas a las empresas

“Aunque la pandemia nos cogió a todos desprevenidos, sí que se han visto diferencias en la gestión. Unos han cogido el toro por los cuernos y a otros les han arrollado”, destacó Miguel Iraburu antes de destacar el “buen ejemplo” de la Comunidad de Madrid, que se ha caracterizado por “mantener mucho contacto con todos los sectores” y un apoyo “enorme” a la empresa. Estas políticas la habrían puesto por delante del resto de España y asentado la “apabullante” victoria electoral de Ayuso. Frente a estas afirmaciones, el director general de Bantec Group, Miguel Isaac, recordó que País Vasco y Navarra son las regiones españolas que mejor gestionan las ayudas a las empresas y destacó que, en ese sentido, “Madrid no funciona y sigue sin funcionar”.

Cuando las políticas de ayudas sociales desincentivan el empleo

Javier Esparza y Elma Saiz compartieron mesa en el acto de presentación de la encuesta

A los cuellos de botella en los suministros a las empresas se suma la escasez de trabajadores en algunos sectores

La mesa redonda para comentar los principales resultados de la Encuesta Empresarial Círculo 2021, moderada por el presidente de Institución Futuro, José María Aracama, y en la que intervinieron Miguel Iraburu (Círculo de Empresarios), Marisa Alonso (Navanor Logistics) y Miguel Isaacs (Bantec Group), abordó también los cuellos de botella que están ralentizando el crecimiento económico y la actividad de las empresas. A la escasez de microchips que está afectando a la industria automotriz se sumó el alza de los costes del transporte o la falta de trabajadores en algunos sectores, algo que se achacó en parte a la escasa sintonía entre las titulaciones académicas y las necesidades empresariales. No obstante, Alonso incidió en que el sector logístico lleva varios años padeciendo la falta de camioneros, una profesión que ya no contaba con “atractivo”.

La directora general de Navanor Logistics achacó esta situación al hecho de que se llevaban demasiados años intentando competir “por precio”, una estrategia que había dado buenos resultados durante un extenso periodo pero que, a la larga, ha resultado insostenible para mantener la rentabilidad de los negocios. Alonso mencionó que el sector ya estaba registrando problemas para encontrar tanto personal técnico como poco cualificado. En ese sentido, no dudó en adentrarse en un resbaladizo territorio cuando señaló “al sistema de ayudas sociales” como causa de la falta de incentivos para buscar un empleo: “Está consiguiendo perjudicar al trabajo bajo el amparo del estado de bienestar. Ante la duda de trabajar o no trabajar, no les compensa hacerlo por la pérdida de ayudas. Es una cultura muy peligrosa. Eso me lo estoy encontrando no solo en mi empresa sino ya en general”.

C.L. Pamplona

 

 

Share This