NavarraInformacion.es, 11 de febrero de 2019
Salud recibe un notable empeoramiento de la percepción ciudadana pese al incremento del gasto, según un estudio del Think Tank navarro, Institución Futuro

Este es el tercer informe de una serie de estudios que comparan los Presupuestos Generales de Navarra (PGN) del trienio 2016-2018 con el último año de legislatura del anterior gobierno, el de 2015.

El estudio marca que, en este trienio, Salud es el departamento que “mayor porcentaje de gasto aglutina de los PGN y ha sido, también, el que mayor incremento absoluto de recursos ha experimentado, con 295 millones de euros de gasto adicionales respecto a 2015″. Según el Think Tank navarro”esta cifra supone el 28% de los 1.037 nuevos recursos con los que ha contado el cuatripartito”.

Sin embargo, la satisfacción ciudadana con el servicio de Salud, medido a través del Barómetro Sanitario que el CIS elabora anualmente para el Ministerio de Sanidad, ha caído. “Navarra ha pasado de liderar el ranking en 2015 a ocupar el séptimo lugar en 2017, mientras todas las Comunidades Autónomas (CCAA), excepto Andalucía, han registrado mejoras”.

Además, el Monitor de Reputación Sanitaria, elaborado por Merco,que incluye por un lado las percepciones de profesionales del sector, asociaciones de pacientes y periodistas sanitarios, y por otro un análisis de indicadores objetivos de calidad asistencial y méritos, indica que el Complejo Hospitalario de Navarra “ha caído del puesto 53º en 2015 al 64º en 2018”.

En cuanto a las listas de espera, según los últimos datos disponibles a diciembre de 2018, el número de personas en lista de espera quirúrgica “se ha reducido en tan solo 566 personas desde el principio de legislatura, a pesar del citado incremento presupuestario”. “Tan solo en el último año de legislatura del anterior gobierno, esa reducción fue de 850 personas, gracias a mejoras organizativas y de gestión”, cita el informe.

Análisis de gato

Los gastos de personal han supuesto el 44% de los nuevos recursos (130 millones de euros). La ampliación de la plantilla de Sistema Navarro de Salud (SNS) ha sido entre 2014 y 2017 de 7,2%, lo que ha supuesto la contratación en términos netos de 687 personas. De todas ellas, solo 66 se han correspondido a facultativos especialistas y no especialistas, es decir, menos del 10% del aumento total en la plantilla han sido médicos.

Según los datos el informe dice que “el crecimiento de la plantilla de este departamento no ha crecido de forma equilibrada entre el personal médico/sanitario y el personal de apoyo administrativo, sino que lo ha hecho con un marcado sesgo favorable a este último”.

Conclusión

El think Tank navarro, Institución Futuro concluye que “el mayor gasto en el SNS no ha ido dirigido a las partidas adecuadas o no se ha empleado de manera eficiente; las contrataciones del departamento no han sido las que cabría esperar de un esfuerzo prioritario por reforzar la atención médica, sino que han respondido a una lógica de ampliación de la administración, con el compromiso de gasto que ello supone y se confirma una vez más que la mayor asignación de recursos a cualquier departamento puede contribuir a una mejor prestación de un servicio, pero no es condición suficiente para ello”.

No obstante, concluye, “la clave reside en la eficiencia y, en el caso del SNS, ésta no ha primado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines