Acceso a la noticia original

Así lo indican los datos de la Encuesta Empresarial Círculo 2021 que se presentó ayer en Pamplona
Sí valoran positivamente la adaptación normativa de los ERTE y el caudal de liquidez que llegó con los préstamos ICO

La nota global que el empresariado da a la gestión realizada por el Gobierno de España a la pandemia no pasa del deficiente, opinión que comparte el 80% de los participantes en la Encuesta Empresarial Círculo 2021, cuyos resultados se han presentado en Pamplona. Al evento promovido por Institución Futuro ha acudido la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz.

Entre las medidas puestas en marcha por el Ejecutivo central, las empresas valoran con buena nota tanto la adaptación normativa de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) a la situación excepcional de la covid, considerada como eficaz o muy eficaz para el 73,6% de los encuestados, como los créditos ICO que han regado con liquidez a las empresas afectadas por la pandemia, lo que merece el respaldo del 59,5% de los empresarios. Por contra, el 53,8% de los participantes en el sondeo califican de poco o nada eficaz las prestaciones a los autónomos, suspenso que se repite en el caso de las subvenciones directas por el 56,7% de las empresas y del ingreso mínimo vital por el 64,2%.

La Encuesta Empresarial Círculo incluye, entre las reformas necesarias que deberían encararse cuanto antes, la necesidad de consensuar un amplio pacto educativo (60,7%), una reforma estructural y modernización de las Administraciones Públicas (53,6%) o un plan de lucha contra el fraude y la economía sumergida (65%). En el seno de la Unión Europea, se muestran partidarios de mejorar la coordinación fiscal (49%) y acelerar la integración europea en sectores estratégicos (48%). Por otra parte, respecto a los principales obstáculos a la competitividad en España, la Encuesta Empresarial Círculo 2021 menciona el deterioro de la calidad institucional, la elevada carga regulatoria, las medidas fiscales aprobadas en relación con el impuesto de sociedades y las transacciones financieras, aunque también incorpora algunos acontecimientos internacionales como el brexit, el aumento del proteccionismo o la creciente hegemonía de China en el mundo.

Las conclusiones de este sondeo se sostienen sobre 840 encuestas respondidas por empresarios y directivos de Madrid (40%), Navarra (30%), Castilla y León (10%) y el resto de España (20%). En la jornada se dejaron ver también el portavoz de Navarra Suma en el Parlamento y presidente de UPN, Javier Esparza, así como el representante de Navarra Suma perteneciente a Ciudadanos, Carlos Pérez-Nievas.

 

Perspectivas No se recuperará la caída de 2020 hasta 2023

La fuerte caída del PIB que se experimentó en 2020, con un desplome histórico del 10,8%, no se recuperará hasta el primer semestre de 2023 según detalló ayer Miguel Iraburu, miembro de Institución Futuro y de la junta directiva del Círculo de Empresarios. Su visión era un poco más pesimista, debido a una recuperación más lenta de lo esperado, que la plasmada por la Encuesta Empresarial Círculo 2021, en la que tres cuartas partes de los encuestados tenían la percepción de que se recuperará el nivel de PIB anterior a la pandemia entre el segundo semestre de 2022 y el primero de 2023. En relación con las perspectivas de evolución de la demanda en 2021, más de la mitad de los encuestados esperaba una mejora moderada, el 29%

Fondos europeos Importante papel de la gestión privada

Según reflejan las conclusiones de la Encuesta Empresarial Círculo 2021, la ejecución del plan de recuperación y resiliencia constituye “un desafío sin precedentes para las Administraciones Públicas, tanto en lo que se refiere a la asignación y utilización eficiente de los recursos como a la capacidad de ejecución de su cuantía, la eficacia en el cumplimiento de objetivos, la gobernanza del sistema o la implicación del sector privado”. A juicio del Círculo de Empresarios, es importante que exista una “condicionalidad” vinculada a la ejecución de reformas estructurales y, a su vez, que todo se haga bajo los principios de “transparencia, objetividad y neutralidad”. En ese sentido, el 95,9% de los encuestados considera “muy necesaria” la participación del sector privado en la selección y gestión de los proyectos financiados por fondos europeos.

Competitividad El lastre por la menor calidad institucional

Los datos de la Encuesta Empresarial Círculo 2021 señalan una profunda preocupación de los empresarios con algunos temas clave que condicionan la competitividad de España, entre los que incluyen el deterioro de la calidad institucional (86,8%), la elevada carga regulatoria (82,7%), el daño a la seguridad jurídica (67,5%), las dudas sobre la independencia judicial (66,7%), la pérdida de valor de la Marca España (65,4%), la escasa escucha a los colectivos afectados cuando se adoptan nuevas legislaciones (60,4%) y el elevado peso de la economía sumergida (52,4%). Las reformas impositivas más favorables para el crecimiento empresarial en España, según los encuestados, serían un plan de lucha contra el fraude (65%) y la bajada del tipo del impuesto de sociedades con supresión de deducciones y bonificaciones (43,3%).

Reformas Un amplio pacto educativo y la apuesta por la FP dual

Las deficiencias del sistema educativo en España, sobre todo en cuanto a la desconexión entre las titulaciones ofrecidas y la demanda del mercado laboral, centraban buena parte de las inquietudes de los empresarios que han participado en la encuesta. El sondeo reflejaba la necesidad de afrontar una reforma en todos los niveles “con vocación de estabilidad a largo plazo”, para lo que resultaría necesario aparcar “en un cajón” toda la carga ideológica. Los empresarios mostraban especial interés en fomentar la Formación Profesional (FP) dual, cuyo peso va creciendo poco a poco y materia en la que Navarra ha marcado el camino al resto de España. La buena experiencia de la FP dual para las empresas animaba a que pudiera extenderse a la “universidad dual”, según propuso Miguel Iraburu.

C.L. Pamplona

 

 

Share This