Acceso al audio

Jose María Aracama, presidente de Institución Futuro, participa como columnista en la sección de “La firma”, del programa “ La Brújula de Navarra” de Onda Cero Navarra, dirigido por Javier Saralegui, y aporta su visión sobre la gestión de la pandemia en otras comunidades como Madrid.

 

Una vez terminado el estado de alarma, las comunidades autónomas se enfrentan a un nuevo tipo de gestión pública de la pandemia. En Navarra se ha levantado el cierre perimetral  y los interiores de la hostelería seguirán cerrados al menos una semana más. Pero el Tribunal Superior de Justicia rechazó ayer el toque de queda nocturno impuesto por el Gobierno foral y el horario de cierre de las terrazas, previsto inicialmente hasta las 10 de la noche. 

Si algo deberíamos haber aprendido tras más de un año es que el aspecto sanitario y el económico van de la mano. También tendríamos que mirar a quienes están realizando una buena gestión para imitarles. ¿Por qué no, en lugar de criticar lo que hacen nuestros vecinos porque políticamente no coincidimos, aprendemos de lo que hacen bien? En estos momentos el enemigo es uno y común: el covid. 

Madrid ha sabido gestionar la pandemia y el tema sanitario sin cerrar a cal y canto la hostelería, como sí han hecho otras regiones, entre las que se incluye Navarra. Esto le ha permitido comenzar una senda de recuperación de crecimiento económico y de empleo envidiable. Además, su estrategia de cierres perimetrales de distritos ha resultado mucho más eficiente que los cierres perimetrales de comunidades autónomas, como también ha sido el caso de la Comunidad Foral. Cuando se le ha permitido, ha tenido otra forma de gestionar que ha obtenido buenos resultados tanto en lo sanitario como en lo económico. 

En resumen. Madrid ha asumido riesgos, pero los resultados la avalan y hay que reconocerlos. No hacerlo no sería de justicia. Por una vez, estudiemos y aprendamos de quien lo hace bien, con independencia de su color político, por favor.

 

Share This