Acceso a la noticia

El pasado 22 de enero se celebró un debate organizado por Sociedad Civil Navarra e Institución Futuro donde se abordó la situación de la economía de nuestra región. Moderado por Carlos Andreu, los ponentes fueron Álvaro Bañón (economista, profesor visitante de la UNAV), Carlos Medrano (economista en Eximia Consultores) y José María Aracama (presidente de Institución Futuro). Vamos a exponer las ideas principales del debate para posteriormente comprender hacia dónde vamos. Es un patrón que se repite si bien en una magnitud menor, en gran parte de España y Europa.

LOS DATOS: Alvaro Bañón

Bienvenidos al sorpasso. En el año 2023 el número de personas cuyos ingresos dependen del sector público ha superado a los del sector privado. En el primer grupo tenemos 248.447 personas (en el segundo, 246.363) repartidas en 45.484 funcionarios (los cuales han subido desde el año 2013 en un 37%…¿Dónde demonios está la digitalización? ¿Y la satisfacción de la sanidad?), 131.401 pensionistas, 29.998 desempleados y 41.564 receptores de la renta garantizada (y los políticos presumiendo de ese número cuando es un fracaso social). Si profundizamos todavía más las cifras asustan: la pensión media es de 1.376,2 euros, la de los jubilados 1.551,16. Además, en el año 2.023 la subida fue del 8,5% mientras que a comienzos del 2024 ha sido del 3,2%. ¿Cómo ajustar los presupuestos? Con deuda. Se piden 41.000 millones de euros y asunto arreglado….aunque ya debemos por cabeza 4.737 euros.

No es sólo eso: Navarra está bajando en todos los índices de competitividad fiscal, los jóvenes quieren ser funcionarios (tiene sentido: en el sector público se ganan 1.000 euros más de media)….y si no ven posibilidades, al no tener el poder de presión de otros grupos sociales como los pensionistas, médicos o policías toman la decisión de irse. Es el famoso “voto con los pies”: me voy, no tengo hijos.

HISTORIA Y PERSPECTIVAS: Carlos Medrano

La clave de la evolución humana viene dada por el comercio, las leyes (código de Hammurabi, 1.750 AC), la llegada de la adolescencia (hasta entonces los niños tenían que trabajar), la admisión del trabajo como un bien (ley de Carlos III) y el poder del mercado libre (las teorías de Jevons, Menger o Walras se han demostrado empíricamente muy superiores a las de Marx).

Sin embargo, estamos viviendo una regresión. Eso es debido a varias causas, aunque podemos determinar las principales: el empresario se ve como un enemigo, el trabajo vuelve a ser un mal, el Estado es un amigo que se ocupa desde nuestras vidas desde su comienzo hasta su final. Ahora bien, ¿por qué? La respuesta está en Antonio Gramsci: la batalla cultural. Aunque el capitalismo ha demostrado ser la mayor fuente de riqueza jamás creada, el relato del “progresismo” va ganando por goleada.

RECOMENDACIONES: José María Aracama

Antes de avanzarlas, es el momento de recordar los denominados “indicadores adelantados” en economía. Son los que (no es exageración) predicen nuestro futuro. El principal, el índice de competitividad europea. Basado en 68 indicadores y usado para 234 regiones de la Unión Europea, se realiza cada 3 años y se conocen 5 valoraciones. Navarra sigue descendiendo: ocupa el puesto 117 (justo en la mitad), en renta europea se encuentra a un nivel de 96,4 (un poco por debajo de la referencia, 100) y por encima de España, que se encuentra a un nivel de 92. Hay otros indicadores como el de competitividad fiscal normativa: hemos bajado del primer puesto al decimo primero en el conjunto de las 19 comunidades autónomas de nuestro país. No es extraño que se perciba cierta desmoralización, se vendan empresas y en el colmo de los colmos no se cubran algunos puestos de trabajo. Cuando tenemos un incremento del gasto público del 67% en los últimos 6 años hasta alcanzar los 65.000 millones de euros (¡¡sólo un 1% en inversiones!!), ¿cómo podemos haber ganado semejante ineficiencia?

Los remedios son aquellos que nos han hecho crecer en el pasado: sistema fiscal equilibrado, dinamismo empresarial, mejora de infraestructuras y empleabilidad, rendición de cuentas (¡¡se revisan en noviembre!!), búsqueda de inversores, regulación sencilla y clara o copiar sistemas que funcionan como la ley de emprendimiento de Guipúzcoa o el sistema educativo de Castilla León.

ENTONCES, ¿Por qué no se hace lo que se tiene que hacer? Javier Otazu

Lo que hay que hacer es lo que necesita hacerse, lo que ves que se debe hacer, lo que nadie más ve que necesita hacerse” (Bucky Fuller). Entonces, ¿Por qué? Poder, ideología y estructuras extractivas. Un ejemplo resume todo: es mejor dar subvenciones (si te portas mal, te las quito: eso es mandar) que quitar impuestos.

¿Ha evolucionado así la humanidad? Claro que no. Ahora hay dos modelos de referencia: el norteamericano (fuerza empresarial) y el chino (fuerza del Estado orientada al poder económico global, esa es la ideología básica). Yo lo dijo Deng Xiaoping: “gato negro o gato blanco, lo importante es que cace ratones”.

Share This