Emilio Huerta y Cristina Berechet, en el VII Congreso de Economía de Navarra
Ponencia basada en el informe “La productividad de la economía de navarra: posicionamiento frente a las regiones europeas más avanzadas”
Si la economía navarra quiere situarse al nivel de las regiones líderes de Europa, debe mejorar su nivel de productividad. Este problema es especialmente importante en el caso del sector manufacturero que, por su alto peso sectorial, tiene un impacto negativo sobre la productividad del conjunto de la economía navarra. Esta es la principal conclusión de la ponencia de Emilio Huerta, director del CCN y Cristina Berechet, investigadora de Institución Futuro, presentada hoy en el VII Congreso de Economía de Navarra. La ponencia se basa en un informe publicado por el CCN, “Innovación y productividad en la economía de Navarra. Posicionamiento frente a las regiones europeas más avanzadas”.
Navarra ocupa una posición destacada en el entorno nacional y europeo en cuanto a renta per capita. El PIB per cápita a precios corrientes fue en 2006 de 27.861 euros (un 126% en relación a España), lo que en términos de la UE-25 le sitúa en el nivel 114 (UE-25=100; España=90,47). En relación a las 254 regiones europeas, Navarra ocupa el lugar 41 y pertenece por tanto al 16% de las regiones europeas con mayor renta per capita. Esta posición es el resultado de la progresión favorable de los principales indicadores económicos en los últimos años. En el pasado trienio, el producto interior bruto de Navarra creció a una tasa media anual superior al 3%. Por sectores, la construcción ha sido el sector más dinámico (5,2%) seguido de los servicios (4,5%), la industria (2,4%) y la agricultura (0,4%). Este crecimiento ha venido acompañado de una notable creación de empleo. La tasa de paro disminuyó del 8% en 1999 al 5,3% en 2006, la más baja de España.

A tenor de estos datos sobre la economía navarra, es necesario tener en cuenta los factores que soportan el crecimiento de la economía, prestando especial atención a la evolución y comparación de la productividad de los factores. En comparación con el resto de regiones europeas, Navarra ha conseguido mejorar su posición. La Comunidad Foral lo ha conseguido gracias a las mejoras en el nivel de empleo y la intensidad del trabajo. Frente a este hecho, la productividad ha jugado un papel negativo, es decir, Navarra no ha conseguido una mayor ventaja competitiva debido a la debilidad de su productividad.

El crecimiento de una economía se encuentra asociado con el avance de la productividad de sus factores. La productividad mide la capacidad que tenemos para colocar nuestros productos en mercados competitivos y generar valor de forma sostenible en el tiempo. Si producimos bien, crearemos riqueza y nuestra sociedad será más próspera. Así como el empleo se encuentra limitado por el techo “natural” del pleno empleo, el crecimiento de la productividad es ilimitado y es la variable que en última instancia determina las diferencias de competitividad entre las economías occidentales.

Respecto al resto de factores que influyen en el crecimiento de la economía, la intensidad del trabajo (número de horas de trabajo al año por empleado) es uno de los elementos que más ha contribuido a mejorar la posición de Navarra. Asimismo, la tasa de ocupación es otra de las ventajas más importantes de la economía navarra con respecto a las regiones analizadas. Por último, la tasa de actividad pasó en el periodo 1999-2002 de limitar el diferencial de prosperidad a ser un factor de crecimiento y ventaja.

El análisis realizado revela que, si la economía navarra quiere situarse al nivel de las regiones líderes de Europa, debe mejorar su nivel de productividad, tanto en su magnitud absoluta como en su ritmo de mejora. Es claramente la productividad la que marca las diferencias entre Navarra y las regiones más dinámicas y competitivas y será uno de los factores de crecimiento más importantes para Navarra en el futuro.

Acceso al informe “Innovación y productividad en la economía de Navarra. Posicionamiento frente a las regiones europeas más avanzadas”

Para más información, contactar con Ana Yerro, T. 948337900 comunicacion@ifuturo.org

Share This