“Este miércoles asistí a un interesante desayuno con el Presidente de Caixabank,  José Ignacio Goirigolzarri. Una persona a la que merece la pena escuchar, por su experiencia y su visión del mundo. Se dijeron muchos mensajes que intento resumir.

En tiempos de incertidumbre como los actuales, que crean ansiedad, hay que luchar contra el fatalismo. La información es clave para tomar las mejores decisiones posibles. El futuro depende de nosotros, porque no está escrito. Debemos compartir la información. La colaboración y cooperación debe ser la forma de avanzar.

La gran base de desigualdad en España está en el  desempleo. Por ello, entendemos que la mejor política social es la defensa de los puestos de trabajo dignos y bien remunerados y estos, hay que recordar, que los crean las empresas y los empresarios.

La clave está en la apuesta que se debe hacer en la formación, pero a lo largo de toda la carrera profesional del trabajador. Existe un gran déficit en la formación profesional. Hay que avanzar en acreditaciones y mejorar las políticas activas de empleo.

La educación y formación siempre ha de ser de calidad y alineada con las necesidades de mercado. Es el momento de defender la reputación e imagen del empresario. Para ello, nada mejor que  sentirlos útiles y necesarios.

Goirigolzarri también habló de los retos a los que se debe enfrentar la economía española: El ajuste de las cuentas públicas y el incremento de la productividad. No podemos seguir con déficits estructurales y aumentando la alta deuda actual año tras año. Para ello animo a la Administración a que en lugar de incrementar los impuestos se priorice el reducir los gastos, muchos de ellos innecesarios. Como no me cansaré de repetir, no siempre un mayor gasto implica un mejor servicio. La baja productividad actual hay que incrementarla con políticas de oferta.

Necesitamos reformas que solo se estabilizarán con acuerdos entre los principales partidos políticos. Una fiscalidad adecuada, que atraiga empresas y talento, es lo que necesita Navarra para volver a recuperar el liderazgo económico de antaño. Esa herramienta, últimamente tan mal empleada por nuestros gobernantes, es fundamental para lograr el mencionado objetivo de generar empleo. Con las elecciones autonómicas a la vuelta de la esquina, ojalá los partidos prioricen el desarrollo económico y el consenso”.

Share This