Diario de Navarra, 15 de abril de 2019
Dice que controversias como la del PAI han eclipsado aspectos como el aumento del abandono escolar temprano

La tasa de abandono escolar temprano se situó el año pasado en Navarra en el 11,4%, seis décimas por encima del nivel de 2015 (10,8%), aunque todavía lejos del porcentaje nacional que cerró 2018 en el 17,9%. Esa tasa mide a los jóvenes que abandonaron los estudios entre los 18 y los 24 años y que solo obtuvieron el título de la ESO. Su importancia, en opinión de Institución Futuro, es “máxima”, toda vez, defiende el think tank, que “la pobreza educativa se asocia fuertemente con el fracaso y el abandono temprano de estudios”. Y de ahí que sea conveniente estar muy pendiente de su evolución.

El de Navarra es el tercer porcentaje de abandono escolar temprano más bajo de España, tras el 6,9% del País Vasco y el 9,8% de Cantabria, pero la comunidad fue junto a Murcia (allí la tasa llega al 24,1%) la única que no consiguió reducir su tasa de abandono escolar en ese periodo. Algo que para Institución Futuro ilustra el “más que cuestionable” impacto que los recursos extra con los que ha contado el departamento de Educación en el trienio 2016-2018 -176 millones de gasto adicional con respecto a 2015- han tenido en la calidad de la educación recibida por los estudiantes navarros. “Las reformas del sistema educativo no pueden surgir de la improvisación”, cuestiona en alusión a las controversias generadas en torno a asuntos como el PAI, las becas o las oposiciones al departamento que, en opinión del think tank, han dejado fuera del foco tanto “los muchos aspectos positivos” con los que cuenta el sistema, como aquellos necesitados de mejora, el mencionado abandono escolar temprano. Y de ahí, asegura, la necesidad de que todas las fuerzas políticas busquen “grandes acuerdos o pactos” en materia educativa que contribuyan a dar solidez y a adaptar el sistema cuando así lo requiera.

El análisis de Institución Futuro es el quinto de una serie de estudios en los que compara los Presupuestos Generales de Navarra del trienio 2016-2018 con los del último año de legislatura del anterior gobierno, el de 2015. Diario de Navarra empezó a publicar el pasado 5 de noviembre los resultados de dicho trabajo. En concreto, el think tank cifra en 1.037 millones los recursos adicionales con los que habría contado el Gobierno durante los tres primeros años de legislatura con respecto a los contemplados en el presupuesto de 2015. Recursos procedentes principalmente, sostiene, de la favorable coyuntura económica que permitió aumentar la recaudación fiscal (209 millones más vía impuestos directos y 591 vía impuestos indirectos), pero, también, de la reforma fiscal que supuso unos nuevos ingresos estimados de 219 millones. Ingresos que, tras ajustes, supondrían 712 millones más.

Aumento de fondos

El quinto informe del think tank analiza el gasto presupuestado para Educación, el departamento que, tras Sanidad y Derechos Sociales, más recursos adicionales habría recibido en el trienio analizado. En concreto, los antes mencionados 176 millones (de ellos, 28 millones en 2016, 70 en 2017 y 78 en 2018) que suponen el 17% de los nuevos recursos.

A la hora de cuestionar el impacto de ese gasto adicional con el que habría contado el departamento de Educación, Institución Futuro esgrime dos aspectos. Por un lado, el hecho de que el aumento en el gasto de esa área (4,9%) haya sido muy similar al del número de estudiantes en el sistema educativo navarro donde desde 2015 se ha registrado un incremento cercano al 4%. “Si en el curso 2014-2015 fueron 109.284 estudiantes quienes se matricularon en estudios no universitarios, en el último curso, 2017-18, la cifra se fue hasta los 113.706”, detalla asegurando que en el caso de los estudiantes universitarios, las cifras apenas experimentaron variaciones entre esos cursos. De acuerdo con los datos publicados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, el gasto por alumno público y concertado se sitúo en Navarra en 2016 en los 5.692 euros, frente a los 4.537 de la media nacional.

Otro de los aspectos que esgrime Institución Futuro es la “buena” posición de partida del sistema educativo navarro. El último informe PISA disponible, correspondiente a 2015, sitúa a Navarra en los primeros puestos del ranking autonómico. En concreto, ocupa la primera posición en competencia en matemáticas, la tercera en comprensión lectora y la cuarta en competencia en ciencia, mejorando la nota en todas las áreas con respecto a los resultados de 2012 a excepción de un ligero retroceso en la competencia en ciencia. Indicadores en los que además se encuentra por encima de la media española y de la OCDE.

Desde el think tank apuntan que el sistema educativo se mueve “con una notable inercia” por lo que, a la espera de conocer las nuevas oleadas del informe PISA; considera poco probable que se vayan a producir cambios significativos. “Que el aumento de gasto haya ido acompasado con el aumento de alumnado apuntaría en esa dirección”, señala el informe.

En la distribución que arroja el nuevo gasto, la partida más importante, el 61% y 107 millones, corresponde a los gastos de personal. Las transferencias corrientes se llevaron otro 15% (26 millones), las inversiones reales un 13% (22 millones) y las transferencias de capital un 7% (13 millones). “Una evolución natural del departamento en respuesta a los cambios en el marco de la población estudiantil”, entiende Institución Futuro.

Las tres conclusiones de Institución Futuro

1 Gestión polémica Considera que el departamento de Educación ha realizado una gestión agresiva en asuntos como el PAI, las becas o las oposiciones al departamento que sólo han servido para generar controversia e incluso crispación, dejando fuera del foco los muchos aspectos positivos de nuestro sistema educativo y aquellos relevantes necesitados de mejora.

2 Mismas oportunidades Para Institución Futuro las controversias cortoplacistas que han marcado la legislatura han parecido sustituir a la principal preocupación que, entiende, hemos de tener por el sistema educativo, que no es otra que la de hacer del mismo un mecanismo igualador de oportunidades y generador de capital humano del que dependerá la prosperidad futura de nuestra sociedad.

3 Pactos Desde el think tank animan a todas las fuerzas políticas a la búsqueda de acuerdos o pactos que contribuyan a la solidez y adaptabilidad del sistema educativo, aislándolo de disputas políticas de corto plazo.

Gestión “agresiva” que genera controversia

Ante esa buena situación de partida del sistema educativo navarro, y contando con más recursos para atender el crecimiento de la población estudiantil, el centro considera “sorprendente” que el área de Educación no haya hecho un mayor énfasis “por construir sobre lo que ya funcionaba, sin necesidad de atacar a partes del sistema que contribuyen a que el mismo funcione bien”. Como ejemplo, cita los “continuos cambios en el organigrama del departamento que han erosionado el buen funcionamiento de programas que dotaban de calidad al sistema educativo” y, asegura, que “la falta de apoyo que el PAI ha recibido en esta legislatura ya se deja sentir en los resultados”.

Aunque la comunidad sigue ocupando la primera posición en el ranking Education First, que valora el conocimiento del inglés, ha registrado un retroceso en la puntuación con respecto a la valoración que obtuvo en el año 2012.

“Prestar atención a determinadas cuestiones menos relevantes desde un punto de vista estrictamente educativo desvía el foco de problemas importantes”. Considera que en asuntos como el PAI, las becas o las oposiciones al departamento, se ha realizado una “gestión agresiva” que sólo ha servido “para generar controversia e incluso crispación” dejando fuera del foco “los muchos aspectos positivos del sistema y aquellos relevantes necesitados de mejora”.

Un argumento que pone en relación con la evolución de la tasas de abandono escolar. Menciona en este punto el informe Equidad Educativa en España: Comparación Regional a partir de PISA 2015, publicado por la Fundación Ramón Areces, donde se alude a la abundante literatura especializada que identifica la desigualdad educativa como uno de los factores con mayor impacto en la desigualdad económica. En dicho informe, Navarra figura como una de las regiones con menor desigualdad educativa de España. Pero, como señala el documento, la pobreza educativa se asocia fuertemente con el fracaso y el abandono temprano en los estudios. Y de ahí, concluye el think tank, la necesidad de estar muy pendientes a los indicadores que analizan la evolución de estos fenómenos que “muestran un cierto estancamiento en Navarra que contrasta con la mejora en la media española”.

[[[http://www.ifuturo.org/sites/default/files/docs/2019_04_15_dn_pgn_5.pdf scrolling=yes height=850]]]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines