La demanda de sus productos y el entorno macroeconómico son los factores más influyentes en la capacidad de crecimiento de las empresas, según sus gestores.

Share This