Valorado un impacto medio en el conjunto de la economía española del 1,7%, los efectos regionales recorren un amplio rango, con máximos en Baleares o Canarias, del orden del 2,7% y del 2,1%, respectivamente y mínimos localizados en Ceuta y Melilla, cuantificados en torno al 1,1%.

Share This