Acceso íntegro a la noticia

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha defendido este martes que la respuesta desde el ámbito de la política fiscal a los efectos de la guerra en Ucrania debe “centrase en los hogares más vulnerables y en las empresas más afectadas por la perturbación”.
Hernández de Cos ha considerado además que la respuesta debe tener “carácter temporal”, en primer lugar porque se considera que esa “perturbación” también va a ser temporal, y en segundo lugar porque “España ya tenía un nivel de deuda pública elevado antes de la pandemia y el déficit público estructural también es elevado“.
En un desayuno informativo organizado por Institución Futuro en Pamplona, Hernández de Cos ha afirmado que “no deberíamos añadir nuevos incrementos de gasto permanente al menos sin incorporar financiación permanente, por eso las medidas también tienen que ser temporales”.
Así, sobre el plan de 16.000 millones anunciado por el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, Hernández de Cos ha afirmado que “nos parece que la política fiscal tiene que dar una respuesta, no conozco todos los matices y detalles -del plan anunciado por Sánchez-, conozco la música y entiendo que va en esa línea”.
En ese sentido, ha insistido en defender un “apoyo contundente, pero temporal, y tiene que estar focalizado en los sectores más afectados por esta crisis”.
Además, ha añadido que “el contexto de inflación elevada nos hace pensar que las medidas tiene que ser selectivas, porque de lo contrario podrían suponer también un incremento de la inflación”.
Por otro lado, ha planteado que se deben combinar “el apoyo de la política fiscal en el corto plazo y al mismo tiempo un mensaje de compromiso contundente con la estabilidad presupuestaria“.
Para ello, ha propuesto “el diseño de un programa de consolidación fiscal” para su puesta en marcha “una vez que la recuperación sea sólida”. “Anticipar el diseño de la consolidación fiscal podría ser acertado para aliviar esas potenciales tensiones”, ha afirmado.
Share This