Los resultados de este informe muestran una consolidación del indicador TEA, que se mantiene un año más en torno al 6%, motivado en su mayor parte por crear riqueza o marcar una diferencia en el mundo, y donde la brecha de género sigue disminuyendo.

Share This