15 de noviembre de 2004. Conferencia “La fractura entre Estados Unidos y Europa”
D. Inocencio Arias, Representante Permanente de España ante las Naciones Unidas
Inocencio Arias, Representante permanente de España ante las Naciones Unidas desde 1997, afirmó ayer en una conferencia organizada por la Institución Futuro que “la fractura entre Estados Unidos y Europa es grave y seria, aunque curable”. El discurso, bajo el título La fractura entre Europa y Estados Unidos, se enmarca dentro del ciclo de Conferencias sobre el Futuro, con el que la Institución pretende, todos los años, dar a conocer de la mano de expertos de primer orden las grandes cuestiones que están marcando el devenir de nuestra civilización.
El embajador comenzó afirmando que la reelección como presidente de George W. Bush “ha sido una bofetada para Europa” ya que se había posicionado claramente en su contra durante la campaña electoral, en la que tan sólo dos periódicos europeos relevantes habían apoyado al aspirante a la reelección. Para Arias, queda claro que “la figura del actual presidente polariza: o se le ama, o se le odia” y recordó que en las encuestas de la reciente campaña “hubo más gente que afirmó que apoyaría a Kerry para desalojar a Bush de la Casa Blanca, que para que ganase el candidato demócrata”.

Según Arias, la fractura entre ambas potencias no es algo nuevo, ya que en Europa siempre ha habido cierta acritud hacia EEUU. Pero “lo novedoso es que este sentimiento nunca ha sido tan fuerte como hasta ahora”. La actual fractura es algo anterior, va más allá de la figura del presidente Bush, y se apoya en dos motivos: en primer lugar, la existencia de una desconfianza mutua entre americanos y europeos. Y en segundo lugar, las diferentes percepciones de las amenazas que se ciernen sobre el mundo y la forma de hacerlas frente. Además, Arias recordó que el sentimiento de rechazo es bidireccional: “En Norteamérica, los europeos somos vistos como unos gorrones a los que nos gusta subirnos gratis a un autobús que paga Estados Unidos”.
Para el conferenciante “la tentación europea de conformar una potencia, más allá de lo económico y lo cultural, que se equipare a EEUU, es una quimera” por dos razones principales: las divisiones internas entre los diversos países que conforman la Unión, que se demuestra cuando surge un conflicto internacional de calado y los intereses nacionales de los países europeos afloran hasta separarlos. Y la ausencia de una política militar de defensa: “los europeos hace tiempo que decidimos no rascarnos el bolsillo en temas de defensa para invertir ese dinero en bienestar, en vez de aumentar nuestra seguridad”.

Arias afirmó que la fractura actual es perjudicial para ambas orillas: “Ni Europa puede prescindir totalmente del paraguas norteamericano, ni Estados Unidos puede permitirse el lujo de volver la espalda a Europa” porque le necesita para llevar a cabo su política exterior. “Estados Unidos y Europa se necesitan mutuamente”, afirmó. Asimismo, el embajador recordó que existe un entramado económico por el que EEUU y Europa constituyen la zona económica del mundo más intensa en cuanto a intercambios comerciales. Como bloque, la UE es el socio comercial más potente de Norteamérica: hay más inversión europea en Texas que toda la inversión de EEUU en Japón y China”.

Por último, el conferenciante afirmó que la brecha que separa a ambas potencias, “que es más seria que las que ha habido en el pasado”, puede restañarse. Aunque existe un resentimiento que ha permeado a las dos sociedades “que tampoco puede desaparecer de la noche a la mañana”, Estados Unidos y Europa “somos como una pareja que se ha planteado el divorcio, pero nos hemos dado cuenta de que lo que nos une es más grande de lo que nos separa”.

Currículum Vitae de D. Inocencio Arias Llamas

Inocencio Arias Llamas nació en Albox (Almería) el 20 de abril de 1940. Ingresó en la carrera diplomática en 1967. Es representante de España ante las Naciones Unidas desde julio 1997. Asimismo, es presidente del Comité contra el Terrorismo del Consejo de Seguridad, y presidente de la Asociación de Representantes Permanentes de la ONU.

En el Ministerio de Asuntos Exteriores, ha desempeñado en tres ocasiones las funciones de Director de la Oficina de Información Diplomática y portavoz del Departamento (1980-82/ 1985-88/ 1996-97) con tres diferentes Gobiernos: UCD, PSOE y PP. También ha sido Secretario de Estado para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica entre los años 1991 y 1993, así como subsecretario del Ministerio entre los años 1988 y 1991. Entre 1969 y 1978 estuvo destinado en las embajadas de España en Bolivia, Portugal y Argelia.

Licenciado en Derecho, ha sido profesor de Relaciones Internacionales en las universidades Complutense y Carlos III, ambas en Madrid; actualmente dicta clases en esta última. También ha sido Director General del Real Madrid en los años 1993-1995 y 2003-2004. Ha participado en largometrajes de los directores españoles Berlanga, del Real y Summers. Posee una treintena de condecoraciones españolas y extranjeras, entre ellas las Grandes Cruces de Chile Gran Bretaña o Colombia, entre otras.

Archivos de sonido disponibles en Actividades de Institución Futuro

Share This