El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) frena la pérdida de confianza observada fundamentalmente en el trimestre anterior, marcado por la vuelta paulatina a la actividad tras el levantamiento de la mayor parte de las medidas de contención frente a la pandemia de la COVID-19. Esta moderación en la caída de la confianza de los consumidores, deriva fundamentalmente de las opiniones positivas en la situación económica esperada del hogar y en las expectativas de trabajo, mostrando la situación económica general esperada la evolución más desfavorable.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines