Acceso a la noticia original

Así lo ha indicado a los medios de comunicación antes de impartir la conferencia ‘Laberintos de la prosperidad: claves para el progreso económico y social’, un acto organizado por la Fundación Co-Ciudadana y la Institución Futuro y que ha contado con la asistencia de autoridades como la presidenta de Navarra, María Chivite, la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, y el presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza.

 

El economista y presidente del Consejo Económico y Social de España, Antón Costas, ha afirmado que las sanciones económicas propuestas por Europa y EEUU a Rusia con motivo de la invasión a Ucrania “son eficaces” y “están funcionando y mucho, con una rapidez” que, “como economista, no esperaba”.

Así lo ha indicado a los medios de comunicación antes de impartir la conferencia ‘Laberintos de la prosperidad: claves para el progreso económico y social’, un acto organizado por la Fundación Co-Ciudadana y la Institución Futuro y que ha contado con la asistencia de autoridades como la presidenta de Navarra, María Chivite, la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, y el presidente de UPN y portavoz de Navarra Suma, Javier Esparza.

Tras señalar que “el daño que se está infringiendo a esas élites rusas” va a ser “muy importante”, ha advertido de que, “lamentablemente, las sanciones también tienen un efecto sobre la sociedad rusa”.

En respuesta a los periodistas sobre cómo puede afectar a la economía española la invasión de Ucrania por parte de Rusia, Costas se ha remontado a marzo de 2020, cuando “nos llegó de pronto una crisis de salud, pandémica, y económica terrorífica e inesperada”. “Pero sorprendentemente, la respuesta que dimos a esa crisis de 2020 fue totalmente diferente a la que dimos a la crisis financiera de 2018, de tal forma que la economía se recuperó de forma rapidísima, en menos de un año, cuando en 2008 habían sido 5 años de recesión”, ha relatado.

En este sentido, ha añadido que “el empleo prácticamente se mantuvo y no hubo destrucción de tejido empresarial porque supimos dar, en el año 2020, una respuesta de política económica y de cooperación social totalmente diferente a la de 2008”.

“Creo que hoy, esta crisis política, social, humana y económica que la invasión de Ucrania por Rusia ha provocado, nos encuentra ‘afortunadamente’, entre comillas, mejor preparados por la buena respuesta que dimos a la crisis pandémica”, ha trasladado.

PROSPERIDAD “INCLUSIVA” PARA TENER SOCIEDADES “QUE FUNCIONEN MEJOR”

Por otro lado, ha subrayado que “si queremos volver a tener sociedades que funcionen mejor, una política menos polarizada y una democracia menos amenazada, tenemos que recuperar la prosperidad para todos”.

“Si queremos que nuestras sociedades vuelvan a ser más armoniosas y que la política democrática abandone los excesos de polarización y que podamos frenar la ola de populismo autoritario, tenemos que volver a recuperar la prosperidad para toda la sociedad. La prosperidad inclusiva”, ha apuntado.

Una prosperidad que muchas regiones de España pero también territorios como Estados Unidos o Reino Unido “fueron perdiendo a partir de finales de los años 70 como consecuencia de los procesos de desindustrialización y de reconversión industrial, que dañaron de una forma importante el empleo y la prosperidad”. Según Costas, sucesos como el Brexit o el triunfo de Trump “no se pueden explicar sin esta pérdida de prosperidad que experimentaron muchos territorios”.

Según el economista, y en referencia al título de la charla, la búsqueda de esa prosperidad “no va a ser un camino lineal, sino algo así como un laberinto del cual no va a ser fácil salir pero del que tenemos que, necesariamente, salir”.

Preguntado por las medidas concretas que serían necesarias para recuperar esa prosperidad, Costas ha respondido que “se focalizan mucho en los fondos Next Generarion y todo lo que llevan alrededor, que es la financiación de esa cantidad enorme de dinero para inversiones mediante, por primera vez, emisión de deuda federal europea, lo cual “es un cambio muy importante”.

También ha apostado por “políticas macroeconómicas que son nuevas si las comparamos con 2008: políticas monetarias de dinero abundante y barato y políticas fiscales de gasto e inversión pública también muy abundante”.

“Sobre estas políticas está basada la recuperación que seguimos aún teniendo y que no se va a perder”, ha asegurado, tras añadir que “el acuerdo para la reforma laboral es un hito en la historia reciente de nuestro país muy importante para sostener la recuperación y para reducir la temporalidad y la precariedad, como están mostrando ya los primeros datos de los dos primeros meses de aplicación de la reforma”.

Además, ha considerado que “la recuperación, que ya se había indicado de forma fuerte y que mantendremos, probablemente se va a ralentizar un poco pero no se va a perder porque las autoridades monetarias y fiscales europeas van a mantener los impulsos necesarios para sostener la recuperación y el empleo en Europa”.

Share This