Diario de Navarra, 21 de mayo de 2014
Institución Futuro sugiere fomentar la cooperación entre pymes para salir a los mercados exteriores

La mayor parte del tejido industrial en Navarra está compuesto por empresas demasiado pequeñas para invertir en innovación. Un estudio elaborado por el think tank Institución Futuro presentado ayer en la sede de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) destacaba que solo hay 60 compañías con 250 trabajadores o más en la Comunidad foral, precisamente aquellas en las que es más frecuente que pertenezcan a sectores innovadores (53%).Por el contrario, solo el13% de las empresas por debajo de los 250 empleados, el tamaño más frecuente en Navarra, desarrolla su actividad en campos punteros.

“Las empresas de reducido tamaño, Especialmente de aquellas con hasta 9 empleados, tienen muchas dificultades para invertir en innovación, lograr fondos comunitarios y exportar”, argumentaba el presidente de laCEN, José Antonio Sarría. Belén Goñi, directora de Institución Futuro, alertó que en los últimos años se ha reducido el número de empresas en actividades innovadoras en Navarra, de las que se contabilizan 415 compañías, la cifra más baja desde 2005. Además,a pesar de que la comparativa con el resto de España sitúa a Navarra entre los primeros puestos en patentes e innovación, Goñi añadió que gran parte de ese esfuerzo “no se traduce en mejoras y productos que lleguen al mercado”.

Entre las recetas para enderezar esta situación, la directora de Institución Futuro propuso “mejorar la cooperación de las empresas con los centros tecnológicos y las universidades”, colaboración que no debería ceñirse al ámbito regional. Para compensar el pequeño tamaño de las empresas navarras, Goñi sugirió que se agrupen para ser competitivas en los mercados extranjeros y logren exportar. Por último, reclamó a la Administración Pública que mantenga en el tiempo su apuesta por estimular la innovación empresarial, para lo que pidió que las partidas destinadas a ello no se fragmenten entre varios departamentos.

Al margen de la innovación empresarial, Goñi recordó que cada trabajador también debe responsabilizarse de actualizar sus conocimientos profesionales.

 

Un “profundo” cambio cultural

El papel que juega la innovación para asegurar el empleo de calidad y un nivel de bienestar elevado es algo que, machaconamente, no dejan de recordar los informes elaborados por organizaciones tanto sindicales como patronales.“La innovación produce efectos positivos en las ventas de las empresas y la creación de empleo”, reiteraba ayer Belén Goñi, directora del think tank Institución Futuro.

Sin embargo, pese a ser un mantra repetido desde hace lustros, la realidad demuestra que la mayoría de los esfuerzos chocan contra un muro infranqueable“. Las empresas que se animan a cooperar con otras del mismo sector en los denominados clusters lo hacen desde la desconfianza. Más que a aportar, va a escuchar por miedo a que la competencia pueda copiarles”, advertía ayer José Antonio Sarría, presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN). En ese sentido, Goñi reconocía que es necesario abordar “un profundo cambio cultural”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines