Acceso a la noticia original

Un estudio sitúa al Parlamento como el segundo más caro de España

Institución Futuro destaca que cuesta 22,08 euros/navarro, sólo superado por el de La Rioja, con 26,11

El Parlamento de Navarra es, desde 2019, el segundo más caro por habitante de todas las Comunidades, con un coste de 22,08 euros por habitante en 2021. Así lo destaca en un informe el think tank Institución Futuro, entidad privada sin ánimo de lucro que investiga y analiza temas socioeconómicos de Navarra. En ese trabajo, señala que antes de 2019 la Cámara foral ocupaba el primer puesto, pero ahora está La Rioja, con 26,11 euros por riojano.

Institución Futuro destaca que el capítulo que más peso tiene en el conjunto del presupuesto, también en el de 2022, es el de gastos de personal (55%), seguido del de transferencias corrientes (21%), que incluye las aportaciones a los grupos parlamentarios. En personal, el 43% se destina a pagar a los parlamentarios y el 57% restante al personal al servicio del Legislativo.

El gasto de personal íntegro, es decir, tanto de parlamentarios como de empleados del Parlamento, ascendió en 2021 a 12,24 euros por navarro. El Parlamento de la Rioja es el que tiene aquí mayor coste (14,94).

De media, los salarios de los altos cargos se han incrementado “más de un 15% en 5 años”. El informe destaca el aumento del salario del presidente de la Cámara (previamente reducido por el grupo parlamentario de Podemos), el de los asistentes de los grupos parlamentarios (un 22,97% más) y el de la secretaria de la mesa (22,07% más que hace cinco años).

Las subvenciones a los grupos ascienden al año a 2,8 millones. Institución Futuro señala que es la comunidad donde el coste por habitante de la aportación a los grupos es el más elevado (4,35 euros).

 

“Hay grandes diferencias entre parlamentarios”

Institución Futuro cree que habría margen para ajustar su número o dedicación “sin que se resintiera la calidad parlamentaria”

Institución Futuro ha realizado un informe sobre la actividad de los miembros de la Cámara navarra en la primera mitad de legislatura, en el que concluye que “existe una gran diferencia en la cantidad de trabajo de unos parlamentarios y otros”, tanto en la actividad presencial, número de intervenciones, solicitudes de información y preguntas orales y escritas. “Estas grandes divergencias hacen pensar que no existe suficiente trabajo para llenar la jornada de todos los parlamentarios, que recordemos en su gran mayoría es de dedicación absoluta, y que quizá podría haber margen para ajustar su número o dedicación sin que se resintiera la calidad parlamentaria”, dice.

Destaca que la media de asistencias fue de 307 por parlamentario. Hay quien llega a las 643 y quien se queda en 181. Divergencias que se dan también en intervenciones, peticiones de información y preguntas.

Además, lamenta que en la web del Parlamento sólo se detalla la información académica y profesional de 37 de los 50 parlamentarios.

 

 

Share This