Acceso íntegro a la noticia

Los 250 asistentes al desayuno informativo con el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, que ha tenido lugar este martes por la mañana en Pamplona demuestran el interés de profesionales, directivos y empresarios navarros por conocer qué pueden esperar para los próximos meses y años. Ha resultado inevitable abordar la enrevesada situación económica provocada por la invasión rusa a Ucrania, un inesperado conflicto armado que ha venido a agravar un incierto panorama en el que ya estaban presentes la inflación y las dudas sobre la recuperación. La jornada ha dado comienzo con la bienvenida del presidente de Institución Futuro, José María Aracama, que ha hecho una breve exposición del contexto económico actual. A continuación ha tenido lugar la presentación del invitado por parte de la directora territorial de CaixaBank en Navarra, Aragón y La Rioja, Isabel Moreno.
El evento, organizado por el laboratorio de ideas Institución Futuro por su 20º aniversario con el patrocinio de Caixabank y Deloitte, además de la colaboración de DN Management y el hotel Tres Reyes, ha dejado algunos interesantes titulares. Hernández de Cos ha trasladado a los presentes la dificultad para prever las consecuencias que tendrá la agresión militar rusa en el devenir económico de Europa, pero ha añadido que los daños serán mayores cuanto más se prolonguen los combates y las sanciones impuestas a Moscú. El gobernador del Banco de España ha advertido de la persistencia que van a tener los elevados precios de la energía al menos durante los próximos dos o tres años.
Para mitigar las complicaciones que inevitablemente van a sacudir a la economía española, Hernández de Cos ha recalcado la importancia de consensuar una respuesta europea igual de contundente que la acordada frente a la pandemia. “Se presenta una nueva oportunidad de seguir avanzando en la integración”, ha explicado antes de recordar que la Unión Europea todavía está pendiente de culminar su unión bancaria, así como del mercado de capitales y la fiscalidad común. A nivel nacional, frente a la tentación de aplicar medidas generales, ha recomendado centrar las políticas de apoyo en los sectores sociales más vulnerables y en los sectores empresariales más castigados por la guerra en Ucrania.
Por último, ha pedido a las diferentes administraciones públicas que preparen cuanto antes un plan de consolidación fiscal que resulte creíble. “Es necesario enviar un mensaje contundente de compromiso con la estabilidad presupuestaria”, ha recordado el gobernador de España de cara a su aplicación cuando “la recuperación económica esté consolidada” y pueda abordarse la necesaria reducción de la deuda pública acumulada.
Share This