En su afán por el desarrollo de una Navarra mejor, Institución Futuro analiza en el informe “El Departamento de Salud en los PGNa 20109-2022: ¿más gasto, mejor servicio?” el gasto del departamento de Salud en la presente legislatura (2019-2022) con sus incrementos anuales y lo coteja con diferentes indicadores objetivos, de la Comunidad Foral y de otras CCAA, que miden la calidad de los servicios sanitarios.

Las principales conclusiones del análisis son las siguientes:

1) Salud es el departamento de mayor gasto dentro de los Presupuestos Generales de Navarra en cada uno de los años. En 2022 alcanza el 26,5% del gasto total no financiero, lo que equivale a 1.260 millones de euros.

2) Si se comparan los 1.086 millones de euros presupuestados del ejercicio 2019, año en que comenzó la actual legislatura de Gobierno, con los años sucesivos 2020 a 2022, vemos que se van a disponer de 418 millones extras.

3) El gasto por habitante en salud viene aumentado desde 2019, hasta alcanzar en los PGNa2022 los 1.915 euros por habitante, lo que coloca a Navarra como la tercera CCAA con el gasto más elevado, un 14% superior a la media nacional.

4) Cada año se ha ido incrementando el gasto por productividad, que en su mayor parte se emplea para pagar las llamadas “peonadas”. El año 2020 alcanzó los 12,2 millones de euros. La importancia de dicho gasto variable sugiere que podría plantearse la revisión de la política retributiva del departamento.

5) Asimismo, el presupuesto para conciertos con entidades privadas fue de 81,2 millones de euros en 2021, también en máximos históricos.

6) Con el gasto del departamento de salud tan disparado, podría esperarse que la calidad de los servicios está siendo positiva, pero nos encontramos con varios indicadores que indican justo lo contrario:

• Los peores datos de la historia en listas de espera, en lo que a número de personas (74,39) y tiempo de espera media (93 días) se refiere en primera consulta con el especialista.

• El número de personas en listas de espera de primera consulta sin cita asignada prácticamente se ha duplicado de julio de 2019 (22.605) a diciembre de 2021 (45.143).

• Se han alcanzado cifras elevadísimas en el número de personas en lista de espera en las que se está incumpliendo la ley de garantías (43.952 en diciembre de 2021 frente a las 22.284 de julio de 2019).

• Cifras récord en 2021 en el número de quejas y reclamaciones, al alcanzar de enero a noviembre de ese año las 56.952.

• De marzo de 2020 a julio de 2021 más de 1,6 millones de llamadas telefónicas se quedaron sin atender en los 27 centros de salud de Navarra cuyo sistema de telefonía está incluido en el servicio de ‘call center’, lo que se corresponde con el 44% de las mismas.

7) El empeoramiento de los datos no puede justificarse por la pandemia de COVID-19, puesto que otras CCAA españolas, aun contando con un presupuesto por habitante en salud menor, mejoran resultados.

8) Las condiciones laborales de la plantilla del Servicio Navarro de Salud – Osasunbidea (SNS-O) puede ser parte de la causa de los malos resultados:

• El ratio de médicos de atención primaria por cada 1.000 habitantes (83,9) es en Navarra la segunda menor de todas las CCAA, con una diferencia del 15% sobre la media nacional.

• La temporalidad de los trabajadores del SNS-O alcanzó en 2020 el máximo de 64%, cuando en 2018 era del 57%.

• El Sindicato Médico de Navarra ha denunciado en numerosas ocasiones el bajo poder adquisitivo de los médicos de la Comunidad Foral frente a los de otras regiones españolas (un 9% por debajo de la media nacional) y muy lejos de otros países.

• Los ya mencionados gastos variables por productividad se han descontrolado lo que sugiere revisarse la política retributiva del departamento.

9) Se está produciendo un incremento de la penetración de los seguros privados de salud, tanto en número de asegurados (que de 2012 a 2020 se ha incrementado un 65%) como en el volumen de las primas contratadas (aumento del 112% entre 2012 y 2020). Este aumento podría interpretarse como una caída en la percepción positiva de la sanidad pública en Navarra.

10) El aumento del gasto en el SNS-O no ha repercutido en un mejor servicio para los pacientes navarros. Muy al contrario, se observa un importante deterioro que pone en duda la gestión realizada en la sanidad pública navarra.

Share This