Acceso a la noticia
Antonio Bonet, presidente del Club de Exportadores, participó en un webinar organizado por Institución Futuro. (Foto: archivo)

Pese a la difícil coyuntura internacional, el presidente de la entidad, Antonio Bonet, afirmó este miércoles que “existen oportunidades para las empresas españolas si se actúa con rapidez”.

El presidente del Club de Exportadores, Antonio Bonet, calificó como imprescindible reactivar el sector exterior para superar la crisis económica originada por la pandemia del coronavirus. En ese sentido, pese a la difícil coyuntura internacional “existen oportunidades para las empresas españolas si se actúa con rapidez”, aseguró Bonet durante su intervención este miércoles en un webinar organizado por el think tank Institución Futuro.

En dicho encuentro, demandó del Gobierno central diversas medidas a corto plazo. En concreto, solicitó poner en marcha la economía, ampliar el apoyo financiero y fiscal a las empresas y reforzar el papel de las Oficinas Comerciales de España en el exterior. Todo ello, en su opinión, servirá de base “para la promoción de nuestras empresas”. Asimismo, estimó conveniente reforzar la imagen de España en el exterior ante los posibles daños derivados de la crisis sanitaria.

Ampliar el apoyo financiero y fiscal a las empresas y reforzar el papel de las Oficinas Comerciales de España en el exterior fueron algunas de las medidas inmediatas solicitadas por Antonio Bonet.

El presidente del Club de Exportadores también animó a las empresas a aprovechar las oportunidades que se presenten “por la reconfiguración de las cadenas de valor regionales y la relocalización de actividades que, hasta ahora, se llevaban a cabo en el extranjero”. A este respecto, señaló fenómenos como el de la transición ecológica que podrían ser, a su juicio, muy beneficiosos para sectores como el del agua y saneamiento o el de energías limpias.

CONDICIONANTES EXTERNOS

No obstante, la reactivación del sector exterior dependerá de una serie de factores exógenos, según Bonet. Algunos de esos condicionantes son la duración y profundidad de la crisis mundial o la rapidez con que la Unión Europea, que representa el 65 % de nuestras exportaciones, “supere la recesión”, recordó. Aquí hizo referencia a un informe de la Organización Mundial del Comercio, que prevé para este año una caída de los flujos internacionales de bienes y servicios que podría situarse entre el 13 y el 32 %. En ese escenario, las empresas exportadoras españolas tendrán que competir con países con un sistema productivo menos dañado (Corea del Sur o Suecia) o con economías más agresivas (Estados Unidos, China o Alemania).

FACTORES INTERNOS

Además de los factores ya mencionados, el presidente del Club de Exportadores señaló algunos aspectos propios que también afectarán el devenir del sector exterior. Una industria compuesta por 53.000 compañías, en su mayor parte pymes y que venían experimentando una caída de su actividad en los dos últimos años. Por ello, Bonet planteó la necesidad de afrontar medidas de carácter estructural, encaminadas a ganar tamaño o buscar alternativas a la UE.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines