Con motivo de su 20º aniversario, Institución Futuro ha organizado un desayuno informativo con el Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos. La jornada, que ha contado con el patrocinio de Caixabank y Deloitte y la colaboración de DN Management y el Hotel Tres Reyes se ha celebrado el martes, 29 de marzo de 2022, de 9 a 10,30 hs en el Hotel Tres Reyes de Pamplona, ante 200 empresarios y autoridades navarras. La ponencia ha llevado por título “Situación económica tras la invasión de Ucrania y respuesta de política económica”

Acceso a la presentación del Gobernador

Acceso al resumen del desayuno

 

“Teníamos una cierta esperanza a principios de año y, de nuevo, un acontecimiento completamente dramático nos incorpora un elemento de incertidumbre para las perspectivas económicas que hay que saber valorar y gestionar desde el poder público”, ha comenzado poniendo en contexto el Gobernador del Banco de España ante un salón con el aforo completo, con casi 200 empresarios y autoridades navarras.

A lo largo de su exposición, ha trasladado a los presentes qué significa esta “nueva perturbación” que desde el Banco de España consideran que puede tener “consecuencias importantes” no solo en la economía sino desde un punto de vista más geopolítico y que pueden ser “duraderas”; además ha aportado cuál es la mejor manera de gestionar esta nueva crisis y ha ofrecido una visión sobre qué hay que hacer a nivel europeo y nacional, sin olvidar la política monetaria.

¿Cómo afecta la guerra a la economía?

En el contexto de “una recuperación gradual, con perspectiva de que se fuese a mantener, y un repunte inflacionista con dudas sobre su persistencia”, llegó el inicio de la guerra. ¿Cómo puede afectar esto a la economía? Pablo Hernández de Cos ha ofrecido la respuesta: “A través de los canales de materias primas, financiero, comercial y de confianza”.

“Rusia y Ucrania son grandes productores de algunas materias primas, en particular energéticas, de las cuales Europa es muy dependiente. Esa mayor dependencia genera un incremento de precios que  afecta negativamente a la economía”, ha detallado para después aportar un matiz tranquilizador ya  que, ha dicho, “la economía española no es de las más dependientes”. A este respecto, ha advertido de que “la guerra de Ucrania está generando un shock energético. Los precios energéticos han aumentado mucho y, además, los mercados esperan que estos se mantengan elevados”. Además, ha avanzado que en marzo se va a registrar “un dato particularmente negativo: un repunte de la inflación muy significativo”.

Qué pueden hacer las autoridades

El Gobernador del Banco de España ha considerado que, para afrontar este shock energético, se debe tener muy en cuenta que el impacto tiene una incidencia muy heterogénea por país, pero también efectos muy distintos entre los hogares. Así, ha señalado, “el 25% del gasto de una familia en el perfil más pobre de renta es en electricidad, gas y otros combustibles y en alimentos; mientras que en un hogar que tiene una renta más alta ese porcentaje se reduce hasta el 15%”. De modo que “un incremento de los precios energéticos y de los alimentos genera más vulnerabilidad en las rentas bajas”. Esto se refleja también en distintos sectores de la economía. Motivo por el cual, Hernández de Cos ha considerado imprescindible políticas que vayan en la línea de “aliviar el efecto sobre empresas y sectores que están más afectados por la crisis y también para las familias más vulnerables”.

También sobre el papel de las autoridades en todo este asunto, ha recalcado la “necesidad de una respuesta europea contundente”, así como la conveniencia de que Europa gane “autonomía en términos energéticos y de defensa”. Asimismo, ha apostado por “medidas temporales y selectivas” dado el contexto de elevada inflación que atravesamos, “evitando un impulso fiscal generalizado”.  Con estas medidas y cuando se asiente la recuperación económica, el Gobernador ha recomendado anticiparse y diseñar “la implementación de un programa de consolidación fiscal a medio plazo que permita reducir gradualmente el elevado endeudamiento público”.

Hernández de Cos ha considerado también que estamos ante una “oportunidad para avanzar en carencias” que aún tenemos como “un fondo de garantía de depósitos común, una unión de mercado de capitales o una unión fiscal”, apostando también por acelerar una política monetaria ante las “elevadas presiones inflacionistas” que generan una caída de las rentas reales y con ello un deterioro del consumo y de la inversión.

Hacia un pacto de rentas

Durante el desayuno informativo, Pablo Hernández de Cos también ha hecho hincapié en alcanzar “un pacto de rentas” entre trabajadores y empresarios para “evitar una espiral inflacionista”.

“La esencia es admitir que el país es más pobre que hace unos meses, porque hay una serie de productos energéticos que España no produce pero que necesita para producir el resto de los bienes y para el consumo final. Esos productos hoy son más caros y van a serlo persistentemente. Por tanto, si todos los agentes económicos intentan evitar la pérdida podemos generar una espiral inflacionista”, ha analizado al respecto. Una posible solución, según Hernández de Cos, “hacer un pacto en el que todos admitamos parte de esa pérdida, bien de poder adquisitivo o bien de márgenes empresariales”.

“Estamos en un entorno muy incierto. Sabemos que el efecto de la crisis va a ser negativo, su magnitud va a depender mucho de la duración e intensidad de la misma. Pero al mismo tiempo estamos en condiciones de afrontarlo con una política europea adecuada y muy contundente, con una política monetaria que sepa ajustar la ejecución de esa política monetaria a esa elevada incertidumbre y con una política nacional que combine el apoyo a corto plazo con la solución de los problemas de estabilidad presupuestaria que tenemos de déficit de deuda pública de medio plazo y de crecimiento potencial, combinado con un apoyo generalizado de la sociedad a través de un pacto de rentas. Los mimbres están ahí y ahora necesitamos el consenso”, ha sintetizado tras una extensa exposición durante el desayuno informativo, en el que también han intervenido José María Aracama, presidente de Institución Futuro, Isabel Moreno, directora territorial Ebro de CaixaBank (compuesta por Navarra, Aragón y La Rioja), y Javier Giral, socio director de Deloitte Zona Norte.

Sobre Pablo Hernández de Cos

Hernández de Cos es Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales y en Derecho, y Doctor en Ciencias Económicas. Preside el Banco de España desde 2018; con anterioridad fue su Director general de Economía y Estadística y su Jefe de la división de Análisis de Políticas Económicas. Miembro de la Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema Tributario español entre 2013 y 2014, ha sido profesor asociado del Instituto de Empresa y de la Universidad Carlos III de Madrid.

 

Share This