Actualidad Económica, 28 de marzo de 2008
Alex Hansen y Ana Lorenzo, miembros de Institución Futuro
Presupuestos y tributación: Cómo financiar la Unión Europea

Globalización: ¿Es el mundo plano?

Salarios por horas: Un modo de hacer frente al cambiante mercado laboral

Presupuestos y tributación: cómo financiar la Unión Europea

Al acordar el marco del presupuesto de la Unión Europea (UE) para los próximos siete años, ha quedado de manifiesto el limitado margen con que se cuenta en términos económicos. El presupuesto se determina en función de los resultados económicos de los países miembros, ya que los fondos principales a disposición de las instituciones de la Unión se han fijado en un 1,24% del Producto Nacional Bruto de la país. Esta limitación ha abierto un debate sobre la futura financiación de la UE y la posibilidad de establecer fuentes de ingresos propias. El Wiener Institut für Internationale Wirtschaftsvergleiche ha estudiado varias alternativas que podrían contribuir a las finanzas de la UE. En lugar de fijar impuestos sobre la renta, el think tank austriaco se inclina más por buscar una solución de tributación sobre transacciones financieras. Aunque a priori esta opción sea interesante, habría que estudiar en detalle el modelo para que no grave excesivamente a ningún país miembro, porque aquellos con mayor actividad financiera, como Reino Unido y Luxemburgo, se convertirían en los mayores contribuyentes.

Globalización: ¿es el mundo plano?

Pankaj Ghemawat, profesor de Harvard y del IESE, con el telón de fondo del Foro Económico Mundial de Davos, recuerda varias verdades imperecederas de la globalización. En contra de la tesis de Friedman, el mundo no es plano, ya que localización física sigue importando. Esta idea queda reforzada por el propio Foro, que está organizando actividades regionales distribuidas por todo el mundo. Otra verdad inmutable que señala Ghemawat es que “la cultura sigue importando”. Así, los asistentes al Foro optaron por pasearse con sus “semejantes culturales”. Y es que el hombre de Davos, término acuñado por Samuel Huntington, no es del todo cosmopolita. El economista de origen hindú indica otra limitación de la globalización: las diferencias internacionales, tales como las dimensiones geográficas, administrativas y culturales. En ausencia de dichas diferencias, “el mundo podría contemplarse como un único país gigantesco al que aplicar todas nuestras perspectivas de países individuales”.

Salarios por horas: un modo de hacer frente al cambiante mercado laboral

Pertenecer a la plantilla de una empresa y cobrar por horas trabajadas es un concepto poco extendido en España. Así, menos del 1% de los españoles desarrolla su vida profesional de acuerdo con este modelo, frente a un 4,5% de los británicos o un 2,4% de los franceses. El Institut für Wirtschaft und Gesellschaft Bonn apunta que, en los próximos diez años, está opción podría hacer frente a la presión que causa la globalización en el mercado laboral, ofreciendo grandes ventajas. Por un lado, daría mayor flexibilidad a las empresas. Y por otro, permitiría mantener en activo a personas que, con un contrato full time, podrían verse afectadas por los cambios estructurales del mercado laboral. De esta manera, se evolucionaría hacia una sociedad basada en el conocimiento y la flexibilidad. Sin embargo, este estudio también plantea ciertos obstáculos. Además de la necesidad de considerar algunos aspectos políticos, este modelo podría tener inconvenientes de carácter legal, sin olvidar la dificultad de fijar salarios por horas según funciones, sectores, productividad…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines