Actualidad Económica, 4 de abril de 2008
Julio Pomés y Ana Lorenzo, miembros de Institución Futuro
Vientos de esperanza económica: China como ejemplo para África.
Ecología y pobreza: La otra cara de los biocombustibles.
Nuevas oportunidades tecnológicas: Internet a toda velocidad.

Vientos de esperanza económica: China como ejemplo para África

África ha mantenido tasas de crecimiento positivas durante doce años consecutivos y ha logrado que los niveles de pobreza extrema (el porcentaje de las personas que viven con menos de un dólar al día) hayan caído desde el 46% de 1995 al 37% del 2007. Xavier Sala i Martín, de la Columbia University, argumenta las causas de este éxito. En primer lugar, por primera vez en la historia, la mayoría de países africanos son democráticos y las nuevas tecnologías están permitiendo que la gente emprendedora aumente los rendimientos de sus negocios. Por otra parte, la situación macroeconómica africana goza de una salud razonablemente buena: la inflación está por debajo del 10%; los déficits fiscales extravagantes se han cancelado; las balanzas comerciales están más equilibradas; y la deuda contraída en los años setenta se ha eliminado. Además, si China era más pobre que África en 1975, ahora es el gran inversor y modelo para los africanos. De hecho, el país asiático concede créditos con menos condiciones que el Banco Mundial o el FMI.

Ecología y pobreza: la otra cara de los biocombustibles

La Unión Europea ha marcado como objetivo para el 2020 que un 10% de la energía para el transporte proceda del biocombustible. Asimismo, Estados Unidos pretende quintuplicar su producción de etanol antes de 2022. Según el reconocido economista Deepak Lal de la UCLA, esta apuesta por eliminar la dependencia de otras fuentes de energía y reducir las emisiones para frenar el cambio climático tiene unos efectos paradójicos y perjudica a los países más pobres. Lal asegura que la demanda de cereales ha crecido un 8% desde 2000, mientras que el precio se ha duplicado en el mismo tiempo. Esta subida se debe principalmente a la demanda de cereales, generada con la fabricación de biocombustible, y a los subsidios que se reciben para su producción en el mundo industrializado. Un informe de la ONU y la OCDE afirma que la creciente industria de los biocarburantes agudizará la hambruna en el mundo. Esta reflexión la comparte el presidente de Nestlé, Peter Brabeck, quien revela que para producir un litro de bioetanol se necesitan 4.000 litros de agua.

Nuevas oportunidades tecnológicas: Internet a toda velocidad

¿Quién no se ha pasado horas tratando de descargar una película de Internet? La Red, solución de soluciones, es también fuente de continuos problemas por el crecimiento del tráfico que no deja de duplicarse cada año. Sin embargo, un nuevo sistema de transmisión de datos promete velocidades vertiginosas. Desarrollado por Internet2, este consorcio americano de universidades, empresas e instituciones públicas ha creado una ruta específica e ininterrumpida para cada transmisión a la que no le afectan el resto de las comunicaciones. Una vez terminada, deja espacio libre para las siguientes. De esta manera, si ahora cada PC puede recibir dos canales de vídeo simultáneos, con el nuevo sistema tendría capacidad para cuatro mil, explica la revista Newsweek. Científicos atómicos y astrónomos ya lo están probando y la fase de test terminará en mayo de 2008. Tras el experimento, se prevé que esta tecnología llegue rápidamente al mercado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines