Actualidad Económica, 16 de mayo de 2008
Ana Lorenzo y Alex O. Hansen, miembros de Institución Futuro
Consumo y recesión: el índice de los pintalabios. Sistema sanitario norteamericano: mala salud en tiempos de crisis. Mercado laboral europeo: ¡más mano de obra, por favor!

Consumo y recesión: el índice de los pintalabios

Existen muchas teorías económicas que explican el comportamiento de los consumidores en época de crisis. Así, Leonard Lauder formuló el lipstick index (o índice de barras de labios) que sirve para predecir la recesión en el mundo y establece una relación directa entre venta de pintalabios (creciente) y economía (en recesión). José Luis Nueno, miembro de la American Marketing Association, constata que los consumidores de clase media, pese a tener dificultades económicas por el incremento del tipo de interés y al descenso de su poder adquisitivo, aumentan sus compras de productos masstige (productos de prestigio destinados a un público masivo, como los pintalabios o perfumes de firmas de lujo). Asimismo, la teoría microeconómica del efecto renta-efecto sustitución expone que cuando las familias tienen menos ingresos cae el consumo de carne e incrementa el de patatas. Pero también sube el “consumo experimental”, que hace optar al consumidor por productos que llenan su espacio emocional. Por eso, para algunos sectores, como el del chocolate –un bien sustitutivo en época de crisis-, los cambios en los hábitos del gasto son una buena oportunidad.

Sistema sanitario norteamericano: mala salud en tiempos de crisis

El sistema sanitario es caro en EEUU, pero promete empeorar en tiempos de crisis y especialmente para los niños. Así lo asegura la revista Time, que se hace eco de varios estudios. Por un lado, Cincinnati Children’s Hospital Medical Center revela que los niños que no tienen cobertura de salud estadísticamente tienen catorce veces menos posibilidades de ir al pediatra regularmente. Mientras que Fairbrother asegura que los niños con seguro privado están tres veces más expuestos a perderlo si el padre pierde el trabajo o lo cambia. Además, el Urban Institute ha calculado que por cada punto porcentual que suba el paro, unos 1,1 millones de americanos perderán su seguro y se sumarán a los 47 millones de americanos que no lo tienen.

Mercado laboral europeo: ¡Más mano de obra, por favor!

España no es el único país europeo con problemas económicos en estos momentos. Otros países se enfrentan a retos importantes, aunque en algunos casos bien distintos. Por ejemplo, tanto Dinamarca como los Países Bajos o Suecia rozan el pleno empleo y su problema radica precisamente en la falta de mano de obra o “cerebros”. Esto genera una presión sobre el mercado laboral que amenaza con dañar la competitividad. Para el think tank danés CEPOS, se trata de un fenómeno cíclico que el mercado podría regular por sí mismo a largo plazo. Para solucionarlo a corto, la opción tradicional siempre ha pasado por una intervención política mediante reformas fiscales, para hacer frente al “calentamiento” de la economía. Sin embargo, CEPOS apuesta por una tercera vía que trata de estimular la demanda e importar mano de obra para ampliar el mercado laboral hasta alcanzar un desempleo natural. De esta manera, la economía seguiría creciendo sin que los precios se vieran afectados por la situación económica.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines