Actualidad Económica, 25 de abril de 2008
Alex Hansen, miembro de Institución Futuro
Empresa horizontal: el poder ilimitado de la suma de sus cerebros. Euro vs Dólar: ¿se acabó la hegemonía estadounidense? La lógica de los incentivos: el sueldo de los directivos, como motivación para la productividad.


Empresa horizontal: el poder ilimitado de la suma de sus cerebros
Jack Welch, ex presidente de General Electric, diserta en The New York Times sobre cómo y dónde nace la innovación en las empresas. En la actualidad, esta expresión está en boca de todos los conferenciantes del mundo y, en opinión de Welch, “no es súbita como un relámpago, sino que va emergiendo lentamente, forjada por una mezcla de trabajadores que en diferentes partes de la organización sudan y discuten. No tiene glamour. Pero es absolutamente poderoso”. Este tipo de innovación colaboradora no ocurre por accidente, sino que está integrada en las tareas cotidianas de cada empleado cuando piensa: “¿Existe una forma mejor de hacer las cosas aquí?, ¿cuál es la manera mejor de mejorar nuestros productos y servicios?”. Además, según Welch, “una organización triunfa sólo cuando todos los cerebros están involucrados en la tarea”. Por eso, los gerentes convierten en modelos a personas que “traen ideas innovadoras sin importar dónde las encuentran”.


Euro vs. Dólar: ¿Se acabó la hegemonía estadounidense?
Desde la creación del sistema monetario internacional, después de la II Guerra Mundial, el dólar americano ha sido el referente como reserva monetaria para la gran mayoría de los países. Sin embargo, la crisis actual de la moneda estadounidense refleja unos problemas estructurales con graves consecuencias. El objetivo de la Reserva Federal – conseguir la mayor tasa de empleo y asegurar la estabilidad de los precios- resulta contradictorio a corto plazo. Muchos países, sobre todo los asiáticos, parecen estar perdiendo su confianza en el dólar para sus reservas monetarias. Un estudio reciente del think tank alemán Friedrich-Ebert-Stiftung revela que el euro se puede convertir en el referente del sistema financiero global, desbancando el liderazgo durante sesenta años del dólar. También señala la posibilidad de que se cree un sistema monetario regionalizado. Este escenario resulta especialmente relevante para Asia, quien cuenta con un alto nivel de liquidez y ha expresado cierto desacuerdo con el sistema actual.


La lógica de los incentivos: el sueldo de los directivos como motivación para la productividad
El columnista del Financial Times, Tim Harford, escribe en “La lógica de la vida” acerca de la estrategia y los incentivos empresariales. Así, asemeja un torneo a la oficina: “Los incentivos típicos de un torneo hacen que resulte racional para los trabajadores apuñalarse unos a otros por la espalda”. Además, los torneos “exigen cada vez más absurdos montos salariales a medida que los trabajadores escalan en la jerarquía. Cuanto más exorbitado es el sueldo de tu jefe y menos tiene que hacer para ganarlo, mayor es tu motivación para trabajar para tener lo que él tiene”. Por ello, considera que lo que realmente motiva al trabajador a emplearse más a fondo es conocer el sueldo que perciben sus superiores. Por lo que concluye que con una buena política de incentivos y más trabajadores en red, se inventa e innova más, precisamente para frenar el peligro de ser tantos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines