Actualidad Económica, 12 de septiembre de 2008
Alex O. Hansen y Ana Lorenzo, miembros de Institución Futuro
Marketing político: redes sociales en la e-democracia
Crisis económica: la urgencia de aumentar la competitividad
Soberanía popular para la salud: mejoras para un sistema sanitario competitivo


Marketing político: redes sociales en la e-democracia
¿Qué pueden hacer los políticos si las afiliaciones a sus partidos continúan descendiendo vertiginosamente? El Gobierno del Reino Unido ha presentado al Parlamento británico un informe, “Communities in control: real people, real power”, que destaca la necesidad de promover una verdadera vida democrática a través de las “comunidades virtuales”, más conocidas como redes sociales. Así, su primer ministro, Gordon Brown, reconoce que los gobiernos no se pueden enfrentar solos a los retos del mundo moderno. En esta línea, José Antonio del Moral, director general de Alianzo una de las empresas pioneras en la web 2.0, señala la importancia de que los políticos se sirvan de estas herramientas online bidireccionalmente, para lograr conversar con los ciudadanos en lugar de sólo lanzar mensajes.


Crisis económica: la urgencia de aumentar la competitividad
Durante los últimos años, el excesivo peso de la construcción y la baja productividad han lastrado la economía española hasta agotar su modelo de crecimiento. Así, en la última década, el 19 % del empleo creado provenía de la construcción. Otro preocupante problema es el inmenso déficit exterior: España compra 100.000 millones de euros más de lo que vende (el 9,4% del PIB). Por todo ello, el economista Xavier Sala i Martín , de la Universidad de Columbia (EE.UU.), opina que el paquete de medidas que propuso el Gobierno contra la crisis económica (destinar 10.000 millones a impulsar la vivienda protegida y las regulaciones medioambientales contra el cambio climático), además de llegar tarde, no mejora la productividad: “Para aumentar de verdad la competitividad empresarial es urgente incrementar la calidad del capital humano a través profundas reformas educativas, introducir más meritocracia en el empleo, fomentar la innovación sin confundirla con gasto en I+D, flexibilizar las mentes de los jóvenes para que sean más movibles sectorial y geográficamente y sean menos burócratas y más emprendedores, y seguir reduciendo los enervantes obstáculos burocráticos”.


Soberanía popular para la salud: mejoras para un sistema sanitario competitivo
A pesar de los numerosos y continuos cambios que sufren los sistemas sanitarios, éstos están todavía lejos de ser considerados óptimos. Según el estudio “Crecimiento y salud”, realizado por el think tank alemán Friedrich-Ebert Stiftung , estos sistemas deberían estar basados en políticas de información que ofrezcan las mismas oportunidades a toda la población. Por eso, el laboratorio de ideas recomienda que futuras reformas consideren entre sus medidas la ampliación de la prevención y formación sobre temas de salud. Asimismo, cree necesario introducir la participación de los ciudadanos para así poder fomentar lo que el estudio denomina “soberanía popular” para la salud. Se trata de crear un sistema en el que la libre elección del ciudadano fomentaría cierta competitividad dentro del sistema, convirtiéndose en la mejor garantía de mejora continua e investigación de calidad.

Share This