Jueves, 30 de octubre de 2008, 19 hs, sede de la CEN
¿Podemos hacer algo más para mejorar la economía?

Jordi Sevilla, ex ministro socialista de Administraciones Públicas y diputado del Congreso, aseguró que los gobiernos infravaloraron la gravedad de la crisis pero que ahora las cosas se están haciendo bien.

Así lo expuso en la conferencia “¿Podemos hacer lago más para mejorar la economía”, organizada por el think tank Institución Futuro (www.ifuturo.org) el pasado 30 de octubre en Pamplona. El evento, que formó parte del ciclo de conferencias “Respuestas ante la crisis”, reunió a más de 100 asistentes, entre ellos el Presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, el Consejero de Innovación, Empresa y Empleo, la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, y el diputado socialista Juan Moscoso, además de otros muchos representantes de la Administración y multitud de empresarios. La presentación del ponente corrió a cargo de Javier Troyas y Julio Pomés, presidente y director respectivamente de Institución Futuro. La charla, celebrada en la Confederación de Empresarios de Navarra, contó con la colaboración de Diario de Navarra, Canal 6, Onda Cero y CEN.

Jordi Sevilla destacó que la crisis económica a la que nos enfrentamos es “de las primeras crisis globales de la historia”, y subrayó que es innegable que estamos en una recesión. Aún y todo, reconoció que en su día los gobiernos infravaloraron la gravedad de la situación y pensaron que el mercado por sí sólo podría corregir las deficiencias, “aunque lo que ha ocurrido ha sido precisamente un fallo del mercado”. Achacó su falta de rapidez para identificar los problemas a la propia crisis, “que va a cámara lenta y ha tardado mucho en dejarse ver”. “Ahora bien, tras la quiebra del banco de inversiones Lehman Brothers y de la inmobiliaria Martinsa-Fadesa, los Gobiernos vieron que o intervenían o la situación se repetiría con otras empresas”. Las reacciones de los gobiernos ante la situación, según el ponente, fueron en primer lugar actuar sobre la falta de liquidez, “aunque más tarde se ha visto que el problema iba más allá de una falta de liquidez, porque éste se convirtió en un problema de solvencia”. Es ahí cuando se ha empezado a capitalizar.

Añadió que en un mundo tan globalizado “cada vez nos enfrentamos a situaciones más complicados y nos necesitamos más los unos a los otros, por lo que las respuestas han de ser conjuntas y coordinadas”. Subrayó que no existen instituciones globales para hacer frente a la situación, lo que desde su punto de vista no es sostenible: “no se puede tener una economía tan globalizada sin ningún regulador internacional”. En su opinión, ni el Fondo Monetario Internacional, mi el Banco Mundial, ejercen como tales. Así pues, el diputado socialista reconoció que “habrá que reformarlos”. El ex ministro de Administraciones Públicas admitió que hay aspectos globales de carácter internacional que deberían tratarse conjuntamente, como son la refundación del capitalismo (el orden internacional), la Ronda de Doha (de la Organización Mundial de Comercio), los objetivos del milenio de las Naciones Unidas y la revisión del tratado de Kioto sobre el cambio climático. “Éste es el verdadero reto”. De ahí que la cumbre del G-20 en Washington seas tan importante, y que sea vital que España “esté ahí”. En relación a las declaraciones del Presidente francés, Nicolas Sarkozy, de que en dicha cumbre debe refundarse el capitalismo, subrayó que esta misión necesita muchísima preparación, debate y trabajo, y que no parece abarcable en la citada cumbre.

Sobre la dicotomía entre sector público y sector privado, afirmó que “ni todo lo público es malo, ni todo lo privado es bueno”, sino que debería haber “tanto mercado como sea posible y tanto Estado como sea necesario”, en referencia a cómo los Gobiernos tomaron una primera opción que fue dejar que la crisis se corrigiese a sí misma”, entonces intervino Estados Unidos con un plan de apoyo fuerte al sistema financiero, y la reacción fue coordinada. Añadió que “precisamente lo que ha quebrado es la parte financiera que no estaba controlada por el Estado”. Reconocido Keynesiano, Jordi Sevilla destacó que el socialismo y el liberalismo, en el sentido más estricto, están más cercanos de lo que muchos piensan.

Preguntado sobre el sector del automóvil en Navarra y en España en general, el diputado socialista admitió que éste ha estado apoyado siempre por el Estado y que, a día de hoy, “si queremos que dicho sector continúe en nuestro país, debería tener una gran innovación y, por supuesto, seguir estando apoyado”. Sobre la posibilidad de que esta crisis pueda acabar con la hegemonía del dólar, el ponente destacó que la crisis no va acabar con él, “lo que se demuestra porque sigue siendo una moneda refugio”.

Sobre el ponente:

Nacido en Valencia hace 52 años, Jordi Sevilla es licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad de Valencia. Funcionario por oposición del Cuerpo Superior de Técnicos Comerciales y Economistas del Estado, fue Jefe de gabinete del Ministerio de Agricultura (1991-1993) y del Ministerio de Economía (1993-1996). En 2004 fue nombrado Ministro de Administraciones Públicas y ha sido diputado durante la VII y VIII legislatura.

Acceso a fotografías del evento:
http://www.ifuturo.org/comun/ficheroAPC.asp?id=2187

(Jordi Sevilla)

http://www.ifuturo.org/comun/ficheroAPC.asp?id=2188
(De izquierda a derecha, Julio Pomés, Jordi Sevilla y Javier Troyas)

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines