El Gráfico de la Semana 270


Si no visualiza este email, pinche aquí
270 | 4 de agosto de 2020

Condiciones de vida y rentas mínimas de inserción

La Encuesta de Condiciones de Vida 2019 publicada recientemente por el Instituto Nacional de Estadística arroja datos interesantes sobre ingresos y situaciones de pobreza en España.

El primer dato relevante es el referente a los ingresos medios anuales por personal. Los más elevados se dieron en País Vasco (15.300 euros), Madrid (14.199) y Navarra (13.937). Por su parte, los ingresos medios anuales más bajos se registraron en Extremadura (8.796 euros), Murcia (8.956) y Andalucía (9.160). Merece la pena señalar que aunque el informe del INE se refiere a 2019, los datos se toman del año anterior.

Además, el INE incluye información referente a la tasa AROPE (tasa de riesgo de pobreza o exclusión social) y al riesgo de pobreza por CCAA. Se comprueba que en ambos casos Navarra poseía en 2019 los porcentajes más bajos, seguida de País Vasco y Baleares. En el otro extremo se encontraban Extremadura, Andalucía y Canarias, con las tasas más elevadas.

 

picture

 

Se concluye, por tanto, que en Navarra los datos son más que positivos a este respecto, aunque es previsible que con la crisis del COVID-19 estos varíen a peor en todas las CCAA. Pues bien, el informe publicado en julio de este mismo año por la European Anti Poverty Network "El paisaje del abandono. La pobreza severa en España", incluye información sobre las rentas mínimas de inserción (en Navarra, la llamada renta garantizada).

Se comprueba una vez más la posición ventajosa de Navarra a este respecto, al existir en la Comunidad Foral una cobertura del 100%, es decir, que la renta garantizada cubre a todas las personas en situación de pobreza severa. Además, la cuantía mínima es en Navarra la segunda más elevada, y la máxima, la mayor de todas las CCAA.

 

picture

 

Las cifras de número de perceptores de la renta mínima en Navarra no han dejado de aumentar desde 2014, como ya apuntábamos en otro gráfico de la semana, como tampoco lo ha hecho su coste para las arcas públicas. También es de prever en este caso que las cifras de perceptores de renta garantizada continúen en aumento en los próximos años, debido a la pandemia y el impacto económico que ha tenido en las empresas y familias.

 

picture

 

En ese mismo gráfico recordábamos la información publicada por la Cámara de Comptos referente a las unidades familiares perceptoras de Renta Garantizada que acceden a un trabajo y suspenden la prestación. Pues bien, solo el 7,47% en 2017 y el 7,69% en 2018 de las unidades familiares que recibía la renta garantizada dejó de percibirla por haber accedido a un empleo (1.189 y 1.236 respectivamente).

 

picture

 

La conclusión sigue siendo la misma, reforzada todavía más si cabe por la crisis económica en la que nos encontramos a raíz de la pandemia del COVID-19. Para lograr la inclusión de las personas en situación de pobreza severa, la obtención de un trabajo es clave. De no ponerse en marcha políticas de empleo eficientes, ligadas a un apoyo firme y decidido a las empresas, difícilmente se podrá acabar con las bolsas de pobreza existentes y futuras.

 

 

 

 

Si quiere recibir periódicamente nuestros boletines, puede inscribirse a través de este link:

 

 

Copyright: Institución Futuro | Think Tank Independiente

Carretera Pamplona 1. Edificio AIN | 31191 Cordovilla (Navarra) España

T. 948 337 900 | info@ifuturo.org

Si desea darse de baja escriba un correo a info@ifuturo.org

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines