Actualidad Económica, 27 de marzo de 2009
Ana Lorenzo y Alex O. Hansen, miembros de Institución Futuro
Pankaj Ghemawat, de Harvard Business School, replantea nuestro comercio entre comunidades autónomas. Lea nuestra sección completa de “Debate de Ideas” en Actualidad Económica:

Competitividad: las barreras regionales no sólo dificultan la movilidad laboral

Pankaj Ghemawat, de Harvard Business School, replantea nuestro comercio entre comunidades autónomas. Según el indio, España debe “resetear” su economía: “Hay que repensar la competitividad desde una visión regional. España se parece al modelo económico de los reinos de taifas, que primaban el comercio con el califato y no se relacionaban. Las comunidades autónomas centran su atención en Bruselas. España corre el mismo peligro que China, que su economía se resiente sobre todo con la fuerte caída de las exportaciones, porque no ha potenciado su demanda interna", afirma. Así, nuestro mercado interno no funciona bien, porque todavía podemos identificar muchas barreras: “En EEUU la gente se muda cada dos años y medio. Aquí, si se tiene un hijo en la escuela, puede olvidarse de la mudanza. Pero también las infraestructuras son pobres, hay pocos intentos de coordinación en temas de movilidad. No hay tradición de acuerdos multilaterales entre comunidades ni se incentivan las relaciones institucionales. La discusión es siempre cómo reducir las barreras internacionales, pero no las internas, cuyo flujo es mucho mayor”, revela el profesor del IESE.

Productividad social: una nueva estrategia de crecimiento para Europa

La estrategia de crecimiento aprobada por la Comisión Europea y los estados miembros a principios de esta década en Lisboa tenía un objetivo: transformar la Unión Europea en una economía basada en el conocimiento y convertirla en una zona más dinámica y competitiva a nivel global. Lejos de alcanzar los objetivos previstos para el año 2010, el think tank alemán Friedrich Ebert Stiftung (FES) apunta la baja productividad y a la escasa inversión de capital como algunos de los frenos que han impedido este desarrollo económico. Dentro del marco para desarrollar una nueva estrategia de crecimiento y empleo, el FES recomienda una política de fuertes inversiones económicas capaces de incrementar la demanda doméstica en Europa. En su opinión, en estos momentos resulta más necesario que nunca apostar por lo que llaman “productividad social”, a través de una política que genere movimiento en el mercado interior y que, a su vez, sirva para fomentar el empleo dentro de la Unión Europea.

Crisis global: con líderes irresponsables el pánico seguirá

Existe un 20% de probabilidad de que esta crisis llegue a convertirse en gran depresión si los líderes políticos adoptan posturas irresponsables. Robert Barro, de la Universidad de Harvard, acaba de publicar un estudio que compara episodios de crisis a lo largo de la historia y de la geografía mundial y demuestra que, cuando las crisis económicas van acompañadas de colapsos de la bolsa, la probabilidad de que haya una depresión aumenta. Por ello, Xavier Sala i Martín, de la Universidad de Columbia, recuerda que si los instrumentos de política económica utilizados son “inestables”, se crea todavía más inestabilidad. Es decir, es bueno que los tipos de interés bajen cuando hay crisis, pero si bajan demasiado, se crean burbujas financieras que dan lugar a crisis todavía mayores. También es bueno que el gasto público y el déficit fiscal suban cuando hay crisis, pero si se disparan hasta límites insostenibles, acaban desestabilizando la economía.  Con el déficit adquirido por Obama se está generando tal incertidumbre que los mercados de seguros financieros (“credit default swaps”) ya empiezan a señalar que la probabilidad de que el gobierno norteamericano no pueda hacer frente al  pago de intereses en los próximos 5 años. 

Share This