OCDE – Fundación Santillana
Andreas Schleicher, octubre 2018

En un mundo en el que el tipo de cosas que resulta fácil enseñar y evaluar también se han vuelto fáciles de digitalizar y automatizar, habrán de ser nuestra imaginación, nuestra concienciación y nuestro sentido de la responsabilidad los que nos permitan aprovechar las oportunidades que el siglo xxi brinda de conformar un mundo mejor. Los centros educativos del futuro tendrán que ayudar a los estudiantes a pensar por sí mismos y a cooperar con los demás, mostrando empatía, tanto en el ámbito laboral como en el cívico. Asimismo, deberán apoyarlos para que desarrollen un sentido sólido del bien y del mal y la sensibilidad hacia las peticiones de otras personas.

[[[http://www.ifuturo.org/sites/default/files/docs/como_construir_una_escuela_de_calidad_web.pdf scrolling=yes height=850]]]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This

Suscríbete a nuestros boletines