Institución Futuro publica el informe “Comentario crítico a los Presupuestos Generales de Navarra 2022”, un texto que analiza los PGNa, que se enmarcan en un escenario económico y social todavía incierto, con la economía navarra, española y mundial recuperándose gradualmente de la crisis provocada por la COVID, pero a ritmos desiguales.

Tras el análisis del texto, Institución Futuro plantea las siguientes reflexiones.

• Resulta necesario conocer el contexto en el que se presentan estos presupuestos. El punto de partida de Navarra es positivo en varios aspectos. Los indicadores referentes a calidad de vida, coberturas sociales y renta per cápita son muy positivos. No así otros que, desde hace años, advierten de pérdida progresiva de competitividad, de la atractividad de Navarra para empresas –consecuencia de una fiscalidad poco atractiva- y un deterioro de la gestión de servicios públicos esenciales, como es la sanidad.

• Se consideran optimistas las estimaciones de ingresos en la recaudación del Gobierno. Los efectos de las tensiones inflacionistas y la persistencia de riesgos exógenos hacen prever un crecimiento menor que el previsto por el Gobierno, por lo que se pide mayor prudencia presupuestaria por considerar los PGNa 2022 demasiado expansivos.

• El optimismo en las previsiones de ingresos, en un momento de enorme incertidumbre, exige ser extremadamente prudente con los gastos presupuestados. Sin embargo, los PGNa 2022 prevén un aumento de los gastos del 8,27% respecto al año precedente, sin que se aprecie racionalización alguna del gasto público ni reducción de las partidas poco productivas.

• Llama la atención el incremento del gasto de personal, que ya supone un tercio del presupuesto. Dicho aumento, continuado en los últimos años, no va acompañado de una mejora aparente de determinados servicios al ciudadano.

• Resulta inadmisible que en cinco años no se haya reducido el déficit y se siga aumentando la ya elevada deuda pública de manera insolidaria con las nuevas generaciones. Se está asumiendo un enorme riesgo ante un cambio de coyuntura en el futuro.

• Institución Futuro considera que los PGNa 2022 no remedian el deterioro en competitividad que venimos soportando, sino al contrario, lo refuerzan. Se echan en falta mayores inversiones en infraestructuras de carácter competitivo, en I+D y en medidas que impulsen la creación de empleo y que ayuden al establecimiento, atracción y retención de empresas y talento. Asimismo, el think tank apuesta por trabajar en la seguridad jurídica, la calidad institucional y una fiscalidad adecuada.

• En este sentido, en la ley de acompañamiento de medidas fiscales debiera haberse aprovechado la autonomía con la que cuenta Navarra para convertir a la región en una referencia a nivel internacional como lugar ideal para invertir y establecerse y, de este modo, favorecer la creación de empleo y el desarrollo.

Share This