Época Navarra, del 16 al 22 de marzo de 2007
Cristóbal Montoro, Ex-ministro de Hacienda
Cristóbal Montoro, Ministro de Hacienda de 2000 a 2004 y actual diputado del Parlamento Europeo en el Partido Popular, ofreció la semana pasada en Baluarte una conferencia organizada por Institución Futuro: “Los nuevos retos de la empresa española”.
A lo largo de una hora y media, Montoro habló de la economía española, su proyección internacional, sus retos de futuro e incluso se atrevió a predecir cómo se comportará en 2015.

La ponencia comenzó con un breve análisis de la situación actual de la economía mundial. Estados Unidos, dijo, marca en el crecimiento del mundo y aseguró que hay zonas de este país que “crecen a ritmos asiáticos”. En cuanto a la zona euro, las predicciones no fueron del todo positivas ya que “va a su propio ritmo”. En este sentido, predijo que si Europa sigue así, perderá presencia en la economía mundial. “Algo le pasa al modelo europeo”, comentó. En cuanto a Asia y América Latina, calificó a la primera como “la gran fabricante del mundo” y para la segunda tuvo buenas palabras ya que explicó que “algunos de esos países llevan cuatro años creciendo al 6%”.

El letargo europeo
Aferrándose a los datos y al comportamiento actual de la economía, Montoro auguró una presencia notable de la economía china y de la norteamericana en el futuro. Sin embargo, tuvo nuevamente un toque de atención a Europa pues auguró que la zona euro será la que “pierda más” y añadió que “Europa debe despertar de su actual letargo”.

La economía española
Cristóbal Montoro apuntó que, desde 1995, la economía española lleva su propio ciclo dentro de Europa. “Antes íbamos a la par de Europa, pero ahora vamos por nuestra propia vía”. ¿Y por qué este cambio? Montoro desgranó los motivos de este nuevo camino que la economía española ha tomado: el ahorro en el sector inmobiliario, una menor inflación, la evolución de la renta per cápita, la creación de empleo o la apertura al exterior son algunos de los “culpables” de este despegue. La reducción de la inflación en España ha sido clave para el crecimiento económico. Montoro explicó que el euro ha traído una compatibilidad entre un notable crecimiento económico y una baja inflación. “Esto da calidad y sostenibilidad en el crecimiento”, apuntó. Además, aseguró que el euro ha convertido a España en un país “muy europeo” en cuanto al avance de la renta per cápita. Pero si a algo le dio importancia fue a la creación de empleo y, sobre todo, a las nuevas Pymes. En los últimos diez años han nacido 760.000 empresas de este tipo; y en Navarra, a la que calificó de “región europea claramente desarrollada”, hay 94.000 ocupados más que en 1995. También resaltó la inversión en el exterior de las empresas españolas, algo que ha generado un importante crecimiento. A día de hoy, la inversión en el exterior es seis veces mayor que hace diez años: un 6,65% en 1996 y un 35,60% en 2005.

Share This