“Comienza el curso y los navarros tenemos ante nosotros un otoño complicado Con mucha incertidumbre económica y temor a lo que vendrá. Con los precios disparados en el supermercado, la electricidad, el gas… Con unos tipos de interés que van en alza y se espera que aún suban más, en un intento de parar la inflación. Una desaceleración paulatina en la creación de puestos de trabajo y previsible aumento del desempleo. Y un crecimiento económico cada vez más retraído que esperemos no acabe en recesión.

También va a estar caldeado el ambiente político, con el foco puesto en las elecciones autonómicas de mayo, con incógnitas sobre qué siglas se presentarán, si se revalidarán o no coaliciones pasadas o si los pactos de gobierno de la actual legislatura podrán mantenerse.

Toda esta situación aderezada con el caso de las mascarillas de Sodena y la duda, una vez más, de si el dinero público, el de todos, se gasta como debiera.  Y las listas de espera sanitarias en máximos, y la pregunta de si el sistema de salud necesita una reforma urgente. Y las obras Canal de Navarra otra vez con retrasos más que considerables, con la necesidad que hay ahora mismo de agua.

Solo espero que el curso que arranca esté lo más exento posible de ruido político y de precampaña electoral adelantada, con populismo y demagogia a raudales y que, en su lugar, haya por parte de los grupos políticos propuestas concretas y constructivas. De esas que ayudan a la ciudadanía a capear el temporal de la mejor manera posible. Tiempo habrá para hacer campaña. Buen comienzo de curso a todos”.0606

Share This