“Hace más de treinta años, en 1992, se puso en marcha una infraestructura tan importante para España como es el Tren de Alta Velocidad. El trayecto Madrid-Sevilla a una velocidad máxima de 300 kilómetros por hora marcó un hito que, a lo largo de los años, se ha ido extendiendo por buena parte de la geografía española. Tanto es así que a día de hoy el 67% de la población tiene acceso a la alta velocidad.

Por desgracia, los navarros nos encontramos entre ese 33% restante excluido de poder disfrutar del AVE. Lo peor es que resulta difícil encontrar respuesta a la pregunta de cuándo se podrá viajar de Pamplona a Madrid o Barcelona en TAV.

La respuesta depende del dinero que el Gobierno Central tenga previsto invertir en Navarra. Si se logra que 255 millones de euros al año vengan a la Comunidad Foral durante diez años, los expertos afirman que para 2034 podremos hacer el mencionado trayecto en alta velocidad. ¡Pero ojo! Porque si la inversión sigue al ritmo que ha llevado hasta ahora, no será hasta dentro de 40 años.

Las infraestructuras y las comunicaciones son clave para conseguir mejorar la competitividad de Navarra. Para que ciudadanos y empresas quieran venir a instalarse aquí, y se queden. Desde Institución Futuro y los colegios de ingenieros de Navarra defendemos que se priorice el TAV en la agenda política y se consensue durante varias legislaturas. Además, hay que encontrar apoyos y aliados en la sociedad civil navarra y de otras comunidades autónomas. Los navarros merecemos, al igual que el resto de los españoles, contar con la alta velocidad”.

 

Share This