Accede a la noticia

Institución Futuro ha publicado “A favor de la educación concertada. El caso de Navarra”, un texto que analiza los principales datos del sistema educativo navarro referente a los centros concertados en tres áreas: elección de centros concertados por parte de las familias, diferentes criterios de medición de la calidad de la enseñanza y coste económico de la misma. Asimismo, valora negativamente las enmiendas presentadas por PSOE y Podemos a la Ley Celaá, que van en la línea de incrementar por decreto la enseñanza pública a costa de reducir progresivamente la concertada, limitando la libertad de elección.

El análisis de Institución Futuro incluye tres grandes áreas:

1. Libertad de elección.

La educación concertada no obligatoria en Navarra fue elegida, en el curso 2018-2019, por el 33,7% de los alumnos, frente al 64,8% que estudia en centros públicos y el 1,5% en centros privados.

La Comunidad Foral es la segunda región con mayor número de alumnos en centros concertados, solo superada por el País Vasco.

Ahora bien, allí donde existe mayor oferta de centros concertados, el porcentaje aumenta hasta el 44% (Estella) o 43% (Pamplona y comarca).

Es más, la prematrícula para el curso 2020-21 fue del 47% en Pamplona y del 51% en Tudela.

Todo ello nos lleva a concluir que existe una demanda real en Navarra de este tipo de educación. Es más, seguramente las familias navarras elegirían más educación concertada si tuvieran posibilidad de elección.

2. Calidad de la enseñanza

Los resultados académicos de los alumnos de la red concertada son mejores que la media nacional y la pública, tal y como puede comprobarse en el último informe PISA 2018.

Teniendo en cuenta los datos de la EvAU 2020 y comparando la media del porcentaje de alumnos matriculados en 2º de Bachillerato que aprueba selectividad, se confirma que tanto en aprobados sobre presentados (97,82%) como aprobados sobre matriculados (89,90%), la concertada obtiene mejores resultados.

Asimismo, la tasa de absentismo o el número de alumnos repetidores son muy reducidos, más aún si se comparan con los de los centros públicos.

Por lo tanto, se puede afirmar que la calidad académica de la educación concertada en Navarra es superior a la pública.

3. Aspectos económicos

Los gastos de la red de enseñanza pública representaron en 2018 el 74,13% del gasto ejecutado del departamento de Educación, aunque sólo representa el 64,8% del alumnado, mientras que los de la red de enseñanza concertada fueron el 22,29%, aunque acoge al 33,7% del alumnado. Es decir, el gasto de la concertada, proporcionalmente, es significativamente menor que el de la pública. De hecho, el coste por alumno de la educación concertada es de 3.500 euros por alumno frente a los 5.950 euros en la pública. Más coste, pero como se mostraba en el punto anterior peores resultados.

Institución Futuro ha elaborado, por otro lado, diferentes escenarios sobre el coste que implicaría la eliminación total o parcial de la educación concertada.

  • La eliminación total de la educación concertada, con trasvase del total de alumnos a centros públicos: sobrecoste de 96,7 millones de euros (tomando como referencia el coste por alumno calculado por el Consejo Escolar de Navarra).
  • La eliminación total de la educación concertada, con trasvase del 7,8% de esos alumnos a centros privados (como la media nacional), y el resto a centros públicos: sobrecoste de 89,6 millones de euros.
  • El aumento del porcentaje de alumnos navarros en centros públicos al 67,1% (media nacional) frente al 64,8% actual de Navarra: sobrecoste de 9,2 millones de euros.
  • El aumento del porcentaje de alumnos navarros en centros públicos al 83,7% (media de la OCDE) frente al 64,8% actual: sobrecoste de 53,3 millones de euros.X

Adicionalmente a lo señalado por Institución Futuro en este último punto, y a modo de provocación, podría concluirse a contrario sensu  que, eliminando por completo la educación pública y pasando todos los alumnos a la concertada, se produciría un ahorro de 169 millones de euros.

De todo lo anterior, por otro lado, no cabe sino concluir que el ataque del gobierno a la educación concertada es un atentado a la libertad educativa de las familias, pero también a la calidad educativa, a la economía y la salud de las cuentas públicas. Eficiencia, resultados académicos y libertad son 3 valores que seguramente resultan indisolubles. En realidad lo que podría sospecharse es que el gobierno, a la vista de los datos, está dispuesto a empeorar y encarecer el sistema educativo si con eso consigue reducir la libertad educativa. Adoctrinar a la juventud, a falta de otra explicación lógica, sería su principal objetivo frente al que todo lo demás quedaría subordinado.

Informe completo de Institución Futuro:

https://ifuturo.org/wp-content/uploads/2020/10/Institucion_Futuro_A_favor_de_la_educacion_concertada_el_caso_de_navarra-1.pdf

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This