Un informe asegura que el cuatripartito ha aumentado la deuda pública por habitante en más de 400 euros

Un informe asegura que el cuatripartito ha aumentado la deuda pública por habitante en más de 400 euros

Pamplonaactual.es, 3 de diciembre de 2018

Del 2015 al 2017, la deuda pública por habitante en Navarra ha pasado, según datos del INE y el Banco de España, de 5.221 € a 5.660 €. Además de los 800 millones de ingresos fiscales por la bonanza económica, el cuatripartito aprobó la reforma fiscal para ingresar, según datos del propio Gobierno, 219 millones de euros extra, lo que consideran “una clara maniobra confiscatoria que ha restado competitividad a la Comunidad”.

El think tank Institución Futuro ha presentado este lunes el informe “1.000 millones de nuevos recursos para hacer política en la legislatura 2016-2018”, el segundo de una serie de estudios que comparan los Presupuestos Generales de Navarra del trienio 2016-2018 con el último año de legislatura del anterior gobierno, el de 2015. En esta entrega, el think tank analiza el origen de los nuevos recursos disponibles por parte del Gobierno de Navarra y estudia a qué departamentos y en qué áreas se han invertido.

Recuerdan en el informe que de 2016 a 2018, el Gobierno de Navarra ha dispuesto de 1.037 millones de euros con respecto a 2015. Las fuentes principales han sido tres:

• Ingresos fiscales. 979 millones de euros más que en los PGN2015. De esa cifra, 591 se corresponden con impuestos indirectos por actividad (IVA principalmente); 209 con impuestos directos (IRPF, Sociedades, Patrimonio…); y 219 con la reforma fiscal. La expansión de ingresos fiscales ha sido impulsada por el propio crecimiento que ha experimentado la economía navarra y por la reforma fiscal, que no solo ha afectado a rentas altas, sino también a medias y bajas.

• Ingresos financieros. 267 millones de euros menos que en los PGN2015. Activos financieros (-65 millones); pasivos financieros (-134 millones); y transferencias de capital (-68 millones).

• Trasvase de recursos. 325 millones de euros más que en los PGN2015. El recorte de gasto se ha dado de forma notable en dos departamentos: Desarrollo Económico, con 101 millones de euros liberados (por la paralización de las obras del TAV) y Hacienda y Política Financiera, con 224 millones de euros liberados (descenso debido al Fondo de Contingencia, el ritmo de amortización de deuda y la desaparición de la necesidad de inyecciones de capital en empresas públicas una vez superada la crisis).

En el informe analizan en detalle el epígrafe de pasivos financieros, que presenta una previsión de ingresos a la baja debido a la disminución en la emisión de nueva deuda pública y recuerdan que “esta dinámica no implica en ningún caso la reducción de la deuda total, sino un descenso en el ritmo de emisión de nueva deuda”. Esta política de mantener el nivel de deuda máximo indicado por la Administración Central ha supuesto un incremento de la deuda total de más de 430 millones de euros de 2015 a 2017 o, lo que es lo mismo, un aumento de deuda pública por habitante de 439 euros. La ortodoxia fiscal hubiera sugerido aprovechar los vientos de cola del crecimiento económico para afrontar una mayor amortización de deuda pública para tener margen de actuación para cuando, en el futuro, entremos en una fase negativa del ciclo económico.

DESTINO DE NUEVOS RECURSOS

Según el informe el análisis del destino de los recursos adicionales muestra las prioridades de política fiscal adoptadas por el Gobierno Foral. Respecto al tipo de gasto, el incremento se concentra en las transferencias corrientes –entrega de recursos a beneficiarios sin contrapartida por parte de estos-, en los gastos de personal, y en los gastos corrientes – recursos que se consumen en el ejercicio en curso para la prestación de los servicios que corresponden a la Administración. Por el contrario, las inversiones reales no se han beneficiado del incremento de recursos presupuestarios al reducirse en 1 millón de euros, indican desde Institución Futuro.

Los departamentos que más se han beneficiado de estos recursos han sido Salud, Derechos Sociales, Educación, Presidencia y Desarrollo Rural. Contrastan con la reducción de recursos dedicados a los departamentos de Desarrollo Económico y de Hacienda y Política Financiera.

El análisis pormenorizado de las vías de ingreso y el destino de dichos recursos permite concluir, siempre según Institución Futuro:

1. La reforma fiscal llevada a cabo por el actual Gobierno de Navarra ha tenido un claro afán recaudatorio. Esa mayor presión fiscal no solo era innecesaria, sino contraproducente, pues ha restado competitividad a las empresas y atractividad a las inversiones, erosionando la capacidad de crecimiento futuro.

2. La renuncia durante estos años a aumentar las inversiones reales y el descenso de recursos en el departamento de Desarrollo Económico (por la paralización del proyecto del TAV) han reafirmado la impresión de una clara prioridad de objetivos a corto plazo sobre políticas de crecimiento futuro. Con la renuncia al proyecto del TAV y la ausencia de alternativas se ha perdido una buena oportunidad para fortalecer la competitividad de nuestra economía.

3. Respecto al aumento del volumen de deuda pública y deuda por habitante, no se ha aprovechado la bonanza del ciclo económico para afrontar una mayor amortización e incrementar el margen de actuación cuando entremos en una fase negativa de ciclo económico.

4. La distribución del nuevo gasto muestra un sesgo cortoplacista, al centrarse sobre todo en transferencias corrientes (entrega de recursos a beneficiarios sin contrapartida por parte de estos, sobre todo en el departamento de Derechos Sociales, con la Renta Garantizada como principal protagonista) y gasto de personal, en detrimento de un gasto más orientado a fortalecer la capacidad de crecimiento futuro de la región.

Queremos saber tu opinión

Password: