Preocupación en la empresa navarra por la situación catalana

Preocupación en la empresa navarra por la situación catalana

Diario de Navarra, 9 de octubre de 2017
La educación y la inseguridad jurídica, principales problemas, según los empresarios

Desconfianza, inseguridad jurídica, catastrófico, preocupación... Son algunos términos empleados por las organizaciones empresariales de Navarra al hablar de la crisis catalana y a la posibilidad de independencia de esta comunidad. Las valoraciones se sitúan, en general, en la misma línea, es decir, coinciden en que la situación actual está provocando y provocará daño a la economía y a la empresa. Pero también coinciden en asegurar que, a pesar de que se llegue a declarar la independencia de Cataluña, esta no llegará a materializarse.

Navarra vende productos a Cataluña por valor de 1.186 millones de euros. Y compra productos catalanes por valor de 1.137 millones, según estimaciones de Ceprede para 2015. De todo lo que Navarra vende en el resto de España, Cataluña absorbe el 16,2%. Mientras que de lo que Navarra compra del mercado nacional, el 19% lo adquiere en Cataluña.

LA EDUCACIÓN

José Antonio Sarría, presidente de la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN), no tiene duda al afirmar que la situación actual catalana influye en la economía española porque “genera desconfianza”. “Ya lo estamos viendo en la prima de riesgo. El dinero es muy miedoso y va a donde haya seguridad jurídica“, dijo. Añadió que, en caso de materializarse la independencia, se produciría la fuga de empresas importantes, por quedar fuera de la protección de la Unión Europea y del euro. Pero está seguro de que sería “tan desastrosa” la situación, que es imposible que se produzca. “No solo porque España no les deje sino por los propios catalanes”, apuntó. A la hora de buscar responsabilidad, Sarría señaló no solo a la propia Cataluña, sino también al Estado. “Haber delegado la educación a las comunidades autónomas sin ningún control sobre su contenido ha sido muy grave. Es un error del que se han dado cuenta muy tarde”. Añadió que el cliente de Caixabank no tiene motivos para estar preocupado, pero sí reconoció que el impositor estará más tranquilo si el banco cambia su sede.

Por su parte, Javier Taberna, presidente de la Cámara de Comercio, vive de cerca esta crisis ya que su mujer es catalana y dos de sus hijos trabajan en esa comunidad. “Habrá declaración unilateral de independencia pero eso no significa que vaya a producirse. Pero, no obstante, esta situación ha producido una crisis económica importante. Conozco muchos independentistas que están sacando el dinero de Caixabank y Sabadell por miedo al corralito. El dinero no tiene corazón y se va a donde haya menos riesgo. Si no se resuelve de manera rápida se van a producir crisis económicas importantes. En Navarra ya me han preguntado varias multinacionales si deben mantener el dinero en sus bancos. Les he recomendado paciencia. Los clientes de entidades bancarias catalanas no tienen por qué estar preocupados. Pero las multinacionales son más sensibles a los cambios”, explicó. En su opinión, la crisis afectará a Navarra en la medida en que también lo hará al conjunto del país. Recordó que Cataluña supone el 20% del PIB en España.

ENTRE LOS TRABAJADORES

José Antonio Olangua es presidente de ANEM ( Asociación Navarra de Empresarios del Metal), con 39 asociados de grandes empresas. Como gerente de Gestamp Navarra, perteneciente a un grupo con plantas en Cataluña, añade un factor más de riesgo: la pérdida de confianza entre trabajadores. “Igual que ha pasado en las familias, donde hay miembros que no se hablan, ocurre en las empresas. Hay personas de un departamento que no se hablan entre ellas. Y esto influye en la eficacia”, apuntó. Los efectos de las inversiones, en su opinión se irán viendo a medio y largo plazo. “Un grupo como el nuestro no coge las máquinas y se va. Pero a la hora de invertir lo hará donde no haya vaivenes jurídicos”, afirmó.

Para José León Taberna, presidente de Institución Futuro, “la indecisión en el mundo de la empresa es muy peligrosa por lo que la situación actual catalana puede influir en Navarra”. Afirmó que el cliente de Caixabank no tiene motivos para estar preocupado, pero sí cree que “es prudente” que la entidad traslade su sede.

En el ámbito del transporte, Tradisna, la asociación de transportistas autónomos de Navarra, señaló que, de la lectura de la ley de transitoriedad aprobada por el Parlamento de Cataluña, en principio la legislación europea seguiría vigente en Cataluña, lo que permitiría a los transportistas españoles transitar sin limitación por Cataluña. “Sin embargo, al convertirse Cataluña en un estado no miembro de la UE, tenemos dudas de que los transportistas catalanes puedan operar sin limitación por España, por lo que nuestra federación nacional va a pedir dictámenes al Ministerio de Fomento y a la Comisión Europea”, señaló Alberto Latorre Fernández de Nograro, presidente de Tradisna.

ANTONIO CATALÁN

El presidente de AC Hotels by Marriott, Antonio Catalán, consideró ayer, durante su participación en el Foro Nueva Murcia, “imposible” la independencia de Cataluña porque “Cataluña no se puede ir de España, ni España puede estar sin Cataluña”. No obstante, el empresario navarro se mostró “muy crítico” con la actuación del Gobierno de España durante el referéndum de independencia. “Yo les hubiera dejado con la butifarra, el bocadillo y que hubieran hecho una fiesta. Y el lunes, cuando decidiesen que van a hacer la república, cogerlos y a la trena”, según informaron fuentes del Foro Nueva Murcia en un comunicado, recogido por Europa Press.

“La gente de Cataluña, que no es nacionalista, está indignada”, aseguró Catalán, quien manifestó que “como español, no me gusta ver a mi país abriendo los telediarios de todo el mundo”, en referencia a las cargas policiales del 1-O. “Yo soy el presidente del Gobierno y a la primera foto que veo, lo paro al minuto dos. Y al día siguiente, me cargo al ministro de Interior”, señaló.

Respecto a la opción de dialogar, manifestó que “no se puede negociar” con los que a su juicio hacen “terrorismo político”. “Habrá que tomar decisiones, aunque ya sabemos que ese no es el punto fuerte de Rajoy”, apuntó el empresario.

Añade tu comentario

Hazte socio

Queremos saber tu opinión