El gobierno del cambio quiere controlarlo todo

El gobierno del cambio quiere controlarlo todo

Navarraconfidencial.com, 15 de mayo de 2019

Entre las interesantes gráficas que periódicamente publica Institución Futuro, una reciente recogía los datos de estudio anual de la CEOE que mide el número de normas aprobadas a nivel estatal y autonómico. El documento reconoce que “el marco normativo español se caracteriza por una elevada densidad y complejidad, lo que origina distorsiones en el mercado y redunda en un alto nivel de obstáculos burocráticos y cargas administrativas”. ¿Cuál es la situación en Navarra?.

En la Comunidad Foral, recoge el análisis, se aprobaron 40 normas en 2018 con rango de ley, la cifra más alta junto con la Comunidad Valenciana. En el otro extremo se encuentran La Rioja y País Vasco, donde solo se aprobaron 6.

x

x

Que se aprueben muchas o pocas leyes, indica Institución Futuro, no es de por si positivo ni negativo. Lo que ha de comprobarse, dice el think tank, es que éstas sean claras y simples con el fin de evitar posibles interpretaciones y otorguen estabilidad al ordenamiento jurídico. Así pues, a juicio de esta organización las cifras deberían analizarse con precaución, aunque recuerde que legislar más no siempre significa legislar mejor y que el propio informe de la CEOE determina que “contar con una Administración y una legislación simplificada, moderada, estable y al servicio de las necesidades de las empresas y los ciudadanos, es la receta para convertirse en un polo de competitividad en la economía globalizada”.

 

Lo cierto es que resulta tentador realizar un juicio más severo que el de Institución Futuro ya que la cifras de la producción legislativa del Parlamento de Navarra resultan bastante abrumadoras por su cuantía. Estamos en el top de la escala junto a la Comunidad Valenciana. ¿Qué lógica tiene que produzcamos 6 veces más de leyes el País Vasco, 4 veces más que Cataluña o 3 veces más que Madrid? Además, muchas de esas normas acaban en los tribunales y en conflictos jurídicos con el estado. ¿Cómo evitar que cruzar España para realizar una actividad se convierta en un galimatías legal? ¿Cómo impedir que esto sea un freno para la actividad? ¿Y cuál es la razón de este exceso de producción? Mucho nos tememos que como razón de fondo exista por parte de nuestros gobernantes del cambio un ansia viva de regular todo lo que hacemos, o sea de controlar todo lo que hacemos. Y esto es un problema que puede afectar no ya sólo a la claridad, la litigiosidad, el comercio o el desarrollo de cualquier actividad, sino a la propia libertad.

Queremos saber tu opinión