“El cuatripartito ha recortado la política de inversión en el desarrollo futuro”

“El cuatripartito ha recortado la política de inversión en el desarrollo futuro”

Diario de Navarra, 8 de noviembre de 2018
Entrevista a Miguel Canalejo, vicepresidente de Institución Futuro

El empresario Miguel Canalejo Larrainzar, vicepresidente de Institución Futuro, está al frente de la comisión de competitividad de la entidad, un grupo de trabajo que ha analizado los presupuestos de Navarra de 2016, 2017 y 2018 aprobados por el cuatripartito. Ha estudiado el aumento de ingresos con el que ha contado el Gobierno de Uxue Barkos estos años, de dónde procede y cómo se ha gastado. Han comparado esos datos con la disponibilidad de recursos que tenía la Comunidad foral en 2015.

¿Cuál ha sido su objetivo?

Tener una valoración objetiva, basada en datos, sobre los planteamientos del Gobierno cuatripartito a la hora de presupuestar los ingresos y gastos. Hemos tenido que comparar informáticamente miles de partidas, ha sido bastante laborioso, pero nos ha dado una foto interesante de cuál ha sido la política del Gobierno en estos años.

Ustedes han sido críticos con la gestión de estos años, ¿han partido con prejuicios?

Ha sido un trabajo objetivo, porque trabajamos con datos. Cuando damos nuestra opinión sobre esos datos, lo diferenciamos. Al final, haremos nuestra valoración, con conclusiones y propuestas. Se verá que no hay una única política económica posible. La actual es el reflejo del programa de un Gobierno cuatripartito. Pero caben otras. Incluso los cuatro partidos no han estado siempre de acuerdo.

En comparación con 2015, el cuatripartito ha contado con más dinero, ¿lo han cuantificado?

Sí, han sido más de 1.000 millones de euros más de recursos.

¿En qué medida ha influido la situación económica?

La situación económica ha cambiado radicalmente respecto a las pasadas legislaturas, con un crecimiento que ha rondado el 3% anual. En los tres años ha sido del 11,2% en Navarra, versus 12,2% a nivel nacional. Solamente por eso, los ingresos han aumentado en unos 600 millones. No es un mérito del Gobierno actual.

¿Ha sido tan decisiva en el aumento de los ingresos la subida de impuestos del cuatripartito?

Ha supuesto unos 200 millones, lo cual, y esto sí es una valoración, nos hace pensar que esa reforma no era necesaria.

A su juicio, ¿ha servido esa reforma fiscal para que aporten más los que más tienen, como han sostenido los 4 grupos?

Más del 50% de esos 200 millones lo han proporcionado personas con rentas entre 20.000 y 60.000 euros, así es que no podemos decir que sean los que más tienen. El resto, proceden de rentas superiores, empresas, etcétera.

¿Han incluido en su estudio los millones que a finales de 2017 recibió Navarra tras la negociación del Convenio Económico?

No, porque este análisis se ha centrado en los presupuestos.

Ha concretado el origen de 800 millones de ingresos extra, ¿y hasta los 1.000 millones, de dónde proceden los 200 millones de recursos adicionales?

Son movimientos internos dentro de los presupuestos. Lo que más nos ha llamado la atención es que este Gobierno ha recortado muchísimo las políticas de inversión de desarrollo futuro, de desarrollo económico. Y también las financieras, pero eso puede tener sentido porque se han pagado menos intereses.

¿En qué se han gastado los ingresos adicionales?

Fundamentalmente en los servicios básicos que presta el Gobierno, como es salud, educación, prestaciones sociales... No nos parece mal, si no fuera por cómo se ha hecho y porque se ha recortado en la inversión de futuro. El corto, versus el largo plazo.

Pero es eso lo que “vende” el cuatripartito, que han aumentado el gasto social. En eso les estarían ustedes dando la razón.

Sí, pero hay varios factores. Primero, se podría debatir el nivel de gasto social que nos podemos permitir a largo plazo. Porque si aprovechas un momento de crecimiento de ingresos para destinar ese dinero a gasto social, ¿qué pasa cuando la economía cambie de ciclo, que lo hará? Que tendremos que hacer recortes. El estado de bienestar, sí, pero sostenible. Además, la pregunta es si todo este incremento del gasto público ha supuesto mejores servicios para los ciudadanos.

¿Y cuál es la respuesta?

Que no. Se ha gastado más, pero no se ha gastado bien. Por ejemplo, en prestaciones sociales se ve que el dinero destinado a la formación de desempleados ha bajado y el destinado a dar dinero a los desempleados para sus necesidades básicas ha ido aumentando. O en Salud, donde Navarra siempre ha sido la Comunidad con mejores prestaciones, hemos caído al 7º puesto en la percepción de los usuarios de la calidad del servicio. No es sólo poner dinero, sino hay que utilizarlo con eficacia. Otro de los problemas de estos tres años es que no sólo se ha gastado más, también se han endeudado más, cuando se acerca una caída del crecimiento económico.

¿No estamos preparados para ese momento?

No, porque lo que estamos haciendo es eso, gastar. Si con crecimientos en torno al 3% somos incapaces de cuadrar las cuentas... Y vendrán mal dadas, porque el ciclo de la economía es así, no hay garantía a largo plazo de que vayamos a mantener este nivel de ingresos. Lo hemos vivido, pasamos 5 años de una crisis tremenda, donde perdimos en Navarra miles de empleos, renta... Acabamos de salir, ¿y seguimos otra vez gastando? Es preocupante.

El Gobierno cerró 2017 con superávit, por los ingresos de la negociación del Convenio Económico.

Pero es un tema muy puntual. De hecho, para 2019 no contemplan superávit. Van al límite de lo que pueden gastar.

El cuatripartito critica el aumento del endeudamiento de los anteriores gobiernos de UPN, pero ustedes sostienen que ellos también lo han incrementado.

Los anteriores gobiernos, claro que lo aumentaron. No tenían más remedio, porque tuvieron un recorte de ingresos de 1.000 millones de euros. Y los actuales lo han hecho con un aumento de ingresos de 800 millones. Lo que no tiene sentido es aumentar el endeudamiento y la presión fiscal, las dos cosas. Con ese aumento de ingresos, se pudo hacer una reforma fiscal atractiva, pensando en el futuro, para que venga la inversión y se cree empleo. El empleo es el primer problema de Navarra y no se ha recuperado. No podemos gastar más cuando tenemos todavía ese problema por resolver.

¿Qué medidas se debían haber tomado para paliarlo?

Fundamentalmente, la formación, la que requiere el mercado laboral. Hay que implicar a las empresas, deben ayudar a resolver este problema indicando lo que necesitan, buscando fórmulas para emplear a la gente joven y a la que lleva estructuralmente parada mucho tiempo. Y hay que promover la inversión, y de ahí la importancia de la fiscalidad.

¿Qué ha supuesto para la situación económica de Navarra la política del cuatripartito?

Que Navarra va bien, pero podría ir mejor. Son políticas muy cortoplacistas, la gestión ha sido ineficaz, porque han metido mucho dinero sin obtener resultados, no han mirado al futuro... Son cosas que si vienen mal dadas, las vamos a pagar.

La presidenta Uxue Barkos decía en el debate sobre el estado de Navarra que “frente a los falsos relatos interesados, Navarra genera confianza y resulta atractiva para invertir”. ¿Está de acuerdo?

No, y hay datos objetivos que lo desmienten, como el índice de confianza empresarial. Navarra fue la segunda comunidad donde más cayó al inicio del cuarto trimestre respecto al anterior. La media española es de menos 1,7% y Navarra está en menos 4,3%.

Queremos saber tu opinión

Password: