Conferencia del filósofo Daniel Innerarity sobre los indignados y el 15M

Conferencia del filósofo Daniel Innerarity sobre los indignados y el 15M

El filósofo Daniel Innerarity explicó en su conferencia del 23 de noviembre de 2011 que el movimiento de los indignados en España no es revolucionario, sino que pretende estimular a la opinión pública. Añadió que los tiempos venideros son de desilusión democrática, por el desencanto existente con la clase política

Bajo el título de "La política después de la indignación. Reflexiones en torno al 15-M, la desconfianza ciudadana y la transformación de la democracia", Innerarity subrayó el hecho de que el movimiento de los indignados, el llamado 15-M, ha sido un catalizador, y ha puesto sobre la mesa temas poco atendidos, como son las contradicciones del propio sistema político. Este movimiento no posee un programa político, por lo que a la hora de traducirlo en medidas, reformas y procesos, habrá discrepancias, pero no por eso pierde legitimidad. "El 15-M no es un movimiento revolucionario, no pretende general un cambio por sí mismo, es un movimiento expresivo", es decir, envía un mensaje que hay que saber escuchar y traducir a la política. 

El hecho de que exista desconfianza ciudadana resulta positivo, "porque es señal de que la sociedad es más exigente". Ahora bien, la indignación no es suficiente, es más difícil encontrar a personas que estén a favor de algo concreto e identificable. "No tendremos una sociedad democrática madura hasta que no seamos capaces de hacernos cargo de la complejidad del mundo en el que estamos", al igual que "debemos aprender a juzgar a los políticos con benevolencia, o no tendremos autoridad como ciudadanos para realizar críticas".

Respecto a la situación de la política a día de hoy, destacó que a ésta "se la ha despojado del carácter de acción que puede producir un cambio mejor, y esto no es una buena noticia". En muchas esferas de la sociedad se están produciendo cambios y avances, la innovación es constante, pero frente a estos cambios la política es un ámbito que da imagen de paralización y rutina. "Ya no es un lugar donde se configura el cambio; ahora es un espacio donde se administra el estancamiento".

Si quere estar al tanto de las próximas actividades de Institución Futuro, suscríbase a nuestro boletín.

Queremos saber tu opinión

Password: