Conferencia con Fernando Eguidazu, Vicepresidente del Círculo de Empresarios y Economista del Estado

Conferencia con Fernando Eguidazu, Vicepresidente del Círculo de Empresarios y Economista del Estado

Martes, 25 de noviembre de 2008, 19 hs, sede de la CEN
¿Es el Estado el problema o la solución a la crisis?

Fernando Eguidazu, Vicepresidente del Círculo de Empresarios y Economista del Estado, analizó la crisis española y planteó la necesidad de mejorar la competitividad de la economía ante el final de nuestro modelo de crecimiento. Añadió que, hasta que se hizo patente la crisis, el Gobierno perdió muchas oportunidades debido a su autocomplacencia.

Fernando Eguidazu, Vicepresidente del Círculo de Empresarios y Economista del Estado, analizó la crisis española y planteó la necesidad de mejorar la competitividad de la economía ante el final de nuestro modelo de crecimiento. Añadió que, hasta que se hizo patente la crisis, el Gobierno perdió muchas oportunidades debido a su autocomplacencia.Así lo expuso el martes 25 de noviembre en Pamplona en la cuarta conferencia del ciclo “Respuestas ante la crisis”, organizado por Institución Futuro (www.ifuturo.org) con la colaboración de Diario de Navarra, Canal 6, Onda Cero, Confederación de Empresarios de Navarra y Servicio Navarro de Empleo. El ponente fue presentado por Julio Pomés, director de Institución Futuro.

Uno de los asuntos en los que más hizo hincapié Fernando Eguidazu fue en diferenciar la crisis internacional, procedente de Estados Unidos, de la crisis domestica, provocada por una sobredependencia del sector de la construcción y unos niveles inflacionistas superiores a la media europea. Para el conferenciante, el mayor peligro que afronta España es el de creer que capeando el temporal las cosas volverán a su cauce, cuando en realidad hay que tomar medidas para poder superar la crisis. Sobre cuándo acabará esta crisis, explicó que, para que la economía vuelva a alzar el vuelo, es necesario que los valores toquen fondo y se conozca el valor real de los activos bancarios. “En cualquier caso, la solución no va a ser ni fácil ni rápida, y dependerá en buena medida de cuándo termine la crisis internacional y de las políticas que lleve a cabo el Gobierno”.

Sobre el mercado español, subrayó que nos encontramos en un final de ciclo de un modelo de crecimiento. En los últimos 12 años, España ha disfrutado del mayor nivel de crecimiento del último siglo, alentada por un sector de la construcción que producía el doble de viviendas de las que necesitaba el mercado. Gracias a esto, el 13% del empleo en España estaba vinculado a este sector, frente a un 7% en Europa. El contexto que favorecía este hecho era provocado por una política monetaria muy permisiva por parte del Banco Central Europeo. Los bajos tipos de interés y la excesiva liquidez permitían hipotecas a 30 años, que a su vez favorecían el rally del ladrillo. Esta situación ha provocado que hayamos crecido por encima de nuestras posibilidades. El endeudamiento de las familias se sitúa en el 130% de la renta disponible, tres veces más que hace seis años, a la vez que ha aumentado la necesidad de financiación exterior. A esto hay que sumar la baja competitividad del mercado español, la segunda peor de Europa, y el diferencial del 1% de inflación sobre la media Europea. Y todo ello, en alentado por “políticas económicas no adecuadas”. Para el vicepresidente del círculo de empresarios, “nos ha cambiado el modelo”. Cuando la construcción se recupere, supondrá la mitad de lo que ha sido hasta ahora, lo que se traducirá en un porcentaje menor en el PIB y un millón y medio de empleados pendientes de recolocación.

Con respecto a la crisis del mercado global, Fernando Eguidazu remarcó que no está de acuerdo con la idea de que la crisis internacional haya puesto de manifiesto el fracaso del neoliberalismo salvaje. “Precisamente ese modelo es el que ha permitido el periodo más largo de expansión económica en los últimos dos siglos”.

El ponente consideró que la solución a los problemas de las crisis pasa por mejorar la competitividad. “De no ser así, nos enfrentamos a una situación similar a la que sufre Italia, que lleva ya 13 años creciendo en torno al 1% y sin perspectivas de mejora”.

Para ello, el Economista del Estado ofreció varias medidas que, aunque considera políticamente complicadas, cree imprescindibles. En el corto-medio plazo, se hace necesario rebajar los impuestos de sociedades, mejorar la fiscalidad del ahorro y “quemar los presupuestos en la plaza pública”, lo que implicaría eliminar gastos y suprimir organismos, no sólo a nivel estatal, sino también en lo que a Comunidades Autónomas respecta. Por último, para el ponente es imprescindible una reforma del mercado de trabajo, una flexibilización. Precisamente citó como causa del empleo temporal el precio del despido. Por otra parte, afirmó que habría que modificar los convenios colectivos, al igual que la política de suelos, la de servicios… en definitiva, “reducir rigideces”. Dentro de las reformas fundamentales Fernando Eguidazu situó el marco regulatorio. Según la OCDE, en España supone el 3% del PIB. Argumentó que, aunque el marco sea necesario, la ruptura de la unidad de mercado y la presencia de 18 administraciones (la estatal más las 17 autonómicas) tiene un coste demasiado elevado.

Sobre el ponente:
Fernando Eguidazu, licenciado en Ciencias Económicas y Derecho y Técnico Comercial y Economista del Estado, es en la actualidad Director Gerente de La Fraternidad, Vicepresidente del Círculo de Empresarios y consejero de Asociart S.A. Ha sido Consejero Delegado y Presidente de Sovhispan, Presidente de Fintrade S.A., Consejero Delegado de Gulf Ibérica S.A. y Vicepresidente del Banco Árabe Español, y miembro de los Consejos de Administración, entre otras, de la Compañía General de Tabacos de Filipinas S.A., Entursa, CABSA, Cabsafrica S.A., IPPV, Focoex S.A. y Banco Exterior de España
Acceso a fotografías del evento:

Añade tu comentario

Queremos saber tu opinión