Ayudas de la UE a las Pymes en momentos de crisis

Autores

Archivo

2013
2012
2011
2010

Junio

2009
2008
2007
2006

BLOG DE INSTITUCIÓN FUTURO

La semana pasada estuvo en Pamplona Daniel Calleja, Director General de Industria y Empresa de la Comisión Europea , en un encuentro de asociaciones empresariales promovido por el vicepresidente de la Comisión de Economía del Parlamento Europeo, el eurodiputado navarro Pablo Zalba.
El encuentro con Mr. Pyme, como se le conoce informalmente, se celebró en la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN) estuvo liderado por AJE Navarra y Amedna, con quienes el ponente se comprometió a organizar un workshop en su pasada visita a Bruselas. Calleja tuvo ocasión de exponer cuál es la visión de la Unión Europea sobre las Pequeñas y Medianas Empresas.
Daniel Calleja hizo una defensa de las Pymes, un total de 23 millones en toda la UE, "lo que supone el 99% del total de empresas". Reconoció que las Pyme han sido las primeras víctimas de la crisis, y que el resto es que pasen a ser protagonistas de la recuperación, puesto que "son la columna vertebral de la economía europea y también un factor clave de cohesión social".
Para apoyarlas, destacó varias medidas que la UE va a poner en marcha. Reducir las cargas administrativas en un 25% para finales del año que viene con el objetivo de poder abrir una empresa en 3 días por 100 euros es una de ellas. Otra meta es facilitar el acceso a la financiación, mediante leyes contra la morosidad, una futura directiva que va a obligar a que los poderes públicos paguen en 30 días y el que el pago del IVA por parte de las empresas se realice una vez se hayan cobrado las facturas. Por último, subrayó la importancia de la internacionalización de las empresas y que, sin embargo, en la UE sólo una de cada cuatro empresas sale de su país a otro país europeo. En este sentido, la red de europea de empresas en la UE resulta muy útil al respecto (en Navarra se encuentra en la Universidad de Navarra y en la Asociación de la Industria Navarra, AIN).
Para lograrlo, la UE pondrá en marcha el Programa COSME (Programme for the Competitiveness of Enterprises and SMEs), que desde 2014 y hasta 2020 contará con 2.500 millones de euros para mejorar el entorno de hacer negocios y la competitividad de las micro, pequeñas y medianas empresas. Lo hará a través de cuatro claves:
• La mejora del acceso a la financiación de las pymes, a lo cual destinará 1/3 del coste total del programa arbitrando las medidas y condicionantes necesarios para asegurar que esa financiación llegue efectivamente a las pymes y no se quede por el camino.
• El fortalecimiento de la Enterprise Europe Network como el punto de referencia para que la pymes encuentren el apoyo e información que necesitan.
• La promoción el emprendimiento facilitando la creación y el traspaso de negocios (En países como Austria existe una bolsa de negocios que se venden).
• La ayuda a las pymes a acceder a nuevos mercados.
Calleja abogó por una estrategia de crecimiento basada en una nueva política industrial . Bajo la premisa de que la industria supone cuatro quintas partes de las exportaciones de la UE, y dado que las regiones con una industria fuerte han sufrido menos la crisis que el resto, la conclusión es clara: "hay que pasar de perder industria a ganarla".
La reindustrialización europea implica que para 2020 el 20% del PIB de la UE proceda de este área (en la actualidad supone el 16%). Este incremento supondría la creación de 4 millones de puestos de trabajo en sectores clave como renovables, transporte limpio, aeronáutica, agroalimentario, etc.
Para conseguir el crecimiento económico en Europa, el ponente no dio otra clave que no fuera la innovación: "hay que producir productos con valor añadido e innovadores para garantizar el crecimiento inteligente, sostenible e integrador". Sin embargo, estas características no siempre se dan, porque "el conocimiento no es de por sí suficiente, ha de haber más vinculación entre innovación y producción".
A este respecto, indicó que existe una UE de dos velocidades, con Suecia, Dinamarca y Finlandia a la cabeza, y Portugal, Italia y República Checa, a la cola.
En este ámbito históricamente en Europa se financiaba más la I+D que la innovación por problemas relativos a la competencia. Actualmente, en el próximo periodo de programación (Horizonte 2020), se va crear un instrumento dedicado específicamente a las Pymes que integrará los fondos actualmente dispersos en varios programas (sobre todo FP7 y CIP) y que será sencillo, claro y fácilmente accesible.
Permitirá a las pymes muy innovadoras que quieran desarrollarse y crecer solicitar fondos para la evaluación externa del potencial comercial y tecnológico de un proyecto y para la I+D que lo desarrolle hasta la fase de mercado. La comercialización se apoyará también indirectamente.
El emprendimiento fue otra de los áreas destacadas por Calleja. Tal es su importancia, que "no habrá recuperación en Europa sí o se recupera el espíritu empresarial". Por eso el pasado 9 de enero se aprobó un Plan de Acción de Emprendimiento 2020, que incide en la educación en emprendedurismo, el marco regulatorio y las barreras de entrada, y el dinamismo de la cultura emprendedora en Europa.

Añade tu comentario

Hazte socio

Queremos saber tu opinión