Empresas emprendedoras

Se encuentra usted aquí

Autores

Archivo

2013
2012
2011
2010

Junio

2009
2008
2007
2006

BLOG DE INSTITUCIÓN FUTURO

Existen muchas propuestas sobre cómo apoyar y ayudar a los emprendedores. Sin embargo, en general, todas ellas carecen de una visión integral de la cuestión. ¿A qué me refiero? Al hecho de que para que una sociedad sea emprendedora se requiere la labor de muchos: familias, empresas, ámbito de la educación, Administración, Parlamento, entidades financieras y ciudadanos. No podemos pretender que cambiando o mejorando una sola de las áreas, el espíritu emprendedor vaya a surgir sin más. Ha de ser una labor conjunta.

Dando por supuesto que el espíritu emprendedor es un bien valioso en cualquier sociedad, ya que genera progreso social y económico, es necesario que cada agente mencionado tome su testigo y trabaje su parte en colaboración con los demás agentes.

De todas las áreas de acción, hay una a la que me gustaría referirme con mayor detalle. Se trata de las empresas. Las organizaciones también pueden y deben ser emprendedoras.
Su ámbito de actuación es muy amplio, sobre todo a la hora de fomentar que sus propias organizaciones sean centros emprendedores e innovadores donde se faciliten la recogida de ideas y la iniciativa de los trabajadores, y donde surjan y se pongan en marcha nuevos proyectos de manera permanente. Pero éstas deben estar organizadas y preparadas para fomentar el emprendimiento.

 Intraemprender, es decir, emprender desde dentro, abarca muchas áreas. Desde la puesta en marcha de nuevas líneas de negocio, como la internacionalización cuando se comprueba que en España el consumo está estancado, la innovación continua en la gestión de recursos humanos o el fomento de que los trabajadores aporten nuevas ideas son sólo algunas de las áreas donde se puede innovar.

Veamos algún ejemplo concreto para poder entender este concepto. Lo principal es que dentro de la organización existan mecanismos y canales para que las ideas de los trabajadores puedan llegar a quienes puedan ponerlas en práctica. Quizá les sorprenda saber que el 71% de las nuevas ideas de las empresas surgen de los empleados, tal y como concluye el experto en innovación Amar Bhidé. Por tanto, se estaría desaprovechando una valiosa información si no se organizaran los recursos humanos de forma que el llamado 'bottom-up', es decir, que las ideas vayan de abajo a arriba, funcione de verdad.

Aquí nos encontramos con un punto clave: para que las ideas lleguen a la directiva, debe existir un clima de confianza. ¿Cómo si no se consigue que un empleado lance una propuesta? Además, no se ha de tener miedo al fracaso, si es que las ideas son finalmente desechadas. ¿Sabían que el grupo indio Tata entrega el premio "Dare to Try" a los fracasos creativos de sus empleados? Así se reconoce su labor a la hora de proponer.

Pero no tenemos por qué irnos tan lejos: la ingeniería Iturralde y Sagüés, ubicada en Pamplona, equipara los errores con diamantes y, durante mucho tiempo, cada empleado era premiado según el número de errores que detectaba en la oficina, porque el primer paso para corregir defectos es saber que se tienen. Parece sencillo, ¿verdad? Pues les sorprendería la cantidad de empresas cuyos directivos tienen la puerta cerrada a los trabajadores.

Hay que saber reconocer qué ideas son válidas y cuáles se quedan por el camino. A este respecto, es positivo realizar prototipajes de las mismas, de forma que si se falla, se falle rápido y sin demasiado coste económico. Al fin y al cabo, lo que se busca es ofrecer un producto o servicio que satisfaga una necesidad, conocida o no por el cliente. Ese es el auténtico emprendedurismo.

 En los tiempos que corren, actuar bajo la premisa de que "si todo va bien, ¿por qué cambiar?" es muy peligroso. Nuestro mundo cambiante obliga a que ninguno nos podamos acomodar, menos aún las empresas que deseen sobrevivir.

Decir que todos podemos ser emprendedores no es una frase hecha más, sino una realidad al alcance de todos. Institución Futuro publicó recientemente el estudio "Emprendimiento 360º. Cómo fomentar el espíritu emprendedor desde todos los frentes ". Les invito a leerlo. Ahí encontraran acciones que pueden poner en marcha desde ya mismo para empezar a promover el emprendimiento en su ámbito de actuación. 

Añade tu comentario

Hazte socio

Queremos saber tu opinión