Ayudando a construir un mejor Parlamento de Navarra

Autores

Archivo

2013
2012
2011
2010

Junio

2009
2008
2007
2006

BLOG DE INSTITUCIÓN FUTURO

Por Javier Troyas, presidente del think tank Institución Futuro

El Parlamento es una institución fundamental para garantizar la calidad democrática de cualquier territorio y por ello los navarros queremos tener el mejor Parlamento posible. Con ese objetivo ha elaborado Institución Futuro su último informe, totalmente despolitizado, que estudia aspectos relacionados con el funcionamiento y el presupuesto del Parlamento de Navarra y propone más de 30 acciones de mejora, para que puedan discutirse y valorarse. Nuestro deseo es que éste se convierta en un parlamento modélico en el que se inspiren muchos otros.
Como punto de partida, creemos que es importante decir que, frente a todo lo que oímos en los medios respecto a ociosidad, privilegios y gastos suntuosos, el Parlamento de Navarra no es un Parlamento despilfarrador y entre sus parlamentarios los hay que trabajan mucho.
Centrándonos en las propuestas de nuestro estudio, destaco a continuación las más relevantes:
-El Parlamento debería dotarse de un sistema para medir su propia actuación, al igual que cualquier tipo de empresa, disponer de un cuadro de mando que integre la cantidad y también la idoneidad y calidad de sus actuaciones y la opinión de los ciudadanos que representa. Existen ejemplos de parlamentos que ya lo tienen establecido, como el Británico. Lo que no se mide no se puede mejorar.
-La función legislativa no consiste solamente en proponer nuevas leyes y su aprobación, sino que también se debería ocupar de la simplificación legislativa de lo existente y de exigir para cualquier nueva propuesta un análisis de factibilidad y coste-beneficio.
-Los parlamentarios deberían tener muy claro qué les preocupa a los ciudadanos y centrar gran parte de su actividad en esos temas. Si al 88% de los navarros les preocupa el empleo y el paro, ¿no debería ser éste uno de los temas centrales de la Cámara?
-En cuanto a la función de control al Gobierno por parte del Parlamento, se constata un notable incremento en los últimos tiempos de las comparecencias de los Consejeros y las peticiones de información al Gobierno. Nadie pone en duda que esta función es esencial, pero debiera ejercitarse en su justa medida, y no como herramienta de obstaculización. El foco debería estar siempre en la mejora del servicio al ciudadano.
-Sería bueno que los ciudadanos conocieran quiénes son sus parlamentarios, sus funciones y la forma de llevarlas a cabo. Ello mejoraría sin duda, la valoración que hacen de la cámara foral. Para ello sería necesario incrementar la transparencia del Parlamento. El caso de la Cámara de Chile, con su gran ejercicio de transparencia activa, sería un modelo más que deseable.
-No existe ningún tipo de itinerario de acogida para los nuevos parlamentarios, a lo que se suma que algunas de sus señorías (no todas) tienen una formación, experiencia y trayectoria profesional distintas a la que serían necesarias dados los temas sobre los que deben trabajar. Por tanto, proponemos a los partidos políticos que elaboren sus listas de parlamentarios teniendo muy en cuenta su formación y trayectoria, y al Parlamento que establezca un programa de formación y acogida para los recién llegados. No debemos olvidar que los parlamentarios tiene la última palabra en el tema legislativo, por lo que su responsabilidad es máxima.
-En cuanto a la dedicación y el salario de los parlamentarios, creemos que lo esencial es que se garantice que las personas que tengan la formación y trayectoria necesarias puedan y quieran acceder al parlamento con independencia de su situación económica, para lo cual vemos necesario que los salarios se adecúen a mercado y que se mantengan distintas modalidades de dedicación.
-El capítulo de nuestro estudio sobre la reducción del número de parlamentarios ha suscitado mucha polémica, aunque es solo una de nuestras propuestas. La cuestión no es cuánto ahorraremos si hay menos parlamentarios sino, dadas las funciones que el parlamento debe cumplir, cuántos parlamentarios son necesarios para cumplirlas eficazmente. En este sentido, y tras haber estudiado las funciones de la Cámara, la comparativa internacional y la labor de los parlamentarios, propugnamos un Parlamento de entre 30 y 36 parlamentarios.
Como decía, el documento incluye muchas más propuestas, hasta 30. Sin embargo, solo se está discutiendo sobre una de ellas, la reducción del número de parlamentarios. Este tema ha llevado a varios políticos a posicionarse en contra del documento, sin haberlo leído, y a atacar a Institución Futuro. ¡Esa es la calidad democrática que tenemos! Pero no vamos a dejar que nos lleven a su terreno. Institución Futuro es una entidad independiente, financiada con las aportaciones de sus socios, quienes no están afiliados a ningún partido político. Lo que nosotros deseamos es que se debata sobre las propuestas, un debate de ideas. No pretendemos que se esté de acuerdo con todo el documento, sino que sirva para la reflexión y la mejora del Parlamento.

ACCESO ÍNTEGRO AL DOCUMENTO

Añade tu comentario

Hazte socio

Queremos saber tu opinión

Password: