Elecciones Venezuela 2012: ¿por qué millones de personas siguen votando a Hugo Chávez? (y dos)

Autores

Archivo

2013
2012
2011
2010

Junio

2009
2008
2007
2006

BLOG DE INSTITUCIÓN FUTURO

Viene de Elecciones Venezuela 2012: ¿por qué millones de personas siguen votando a Hugo Chávez? (uno)

El maná negro
Cuando llegó al poder Chávez, un barril valía menos de 16 dólares. Hoy está por encima de 100. Además, en este lapso Venezuela se ha convertido el país con más reservas probadas del globo.
Es decir, el Estado ha tenido y tendrá mucho dinero para ir aumentando las bases del nuevo servilismo del militante bolivariano. Chávez ha fundido el partido y su ideología con el estado.
Con el dinero de los contribuyentes, Chávez financia sin escrúpulos la transformación ideológica de las Misiones y la movilización de los más de 100.000 miembros de los Círculos Bolivarianos, cuya ideología es el socialismo científico, como demuestra su medio de comunicación digital preferido: aporrea. Y para ellos hay un enemigo de clase: los patronos, los propietarios, los empresarios, los que no sean como ellos, los profesionales, la oposición política…
Sin petróleo no hay paraíso
¿Qué pasaría si Venezuela no estuviera asentada sobre un gigantesco mar de petróleo? Que tendría que crear su propia riqueza por otros medios. El chavismo no tendría fondos para financiar su expansión ideológica, ni para alimentar a sus bases, ya sean funcionarios, afiliados, simpatizantes, gente de buena fe o gente que quiera medrar. Sería un país en bancarrota como Corea del Norte.
Muchos pobres han votado a Chávez porque han recibido indiscutibles servicios del estado: han pensado que si se iba Chávez, se acabarían las ayudas. Lógico Por eso le votan y es legítimo. Pero también porque las Misiones se han convertido en medios de coacción política, como dice el informe del ILDIS.
Muchos funcionarios han sentido miedo de que sin Chávez iban a perder el puesto de trabajo. Es el factor miedo, como recogía un reportaje de The New York Times.
Por eso le han votado. Los prosélitos chavistas se han aferrado a su comandante como el que se agarra a una mata de cambur. Les financia con fondos del estado. Por eso le han votado.
Mientras haya petróleo, Chávez tendrá dinero para financiar su estrategia de penetración política, y de ampliar las bases del servilismo. En los próximos seis años seguirá haciendo lo mismo.
 

 

Añade tu comentario

Hazte socio

Queremos saber tu opinión

Password: