Bye-bye ZP

Se encuentra usted aquí

Autores

Archivo

2013
2012
2011
2010

Junio

2009
2008
2007
2006

BLOG DE INSTITUCIÓN FUTURO

Todos los males que nos aquejan no han sido originados por ZP. Es normal que haya gente que lo piense así, pues ha dejado muchas rayas hechas: ¡el bien o el mal, lo determina la mayoría parlamentaria!, el aborto lo ha convertido en un `derecho´, exagera los riesgos del medio ambiente, apostó por una tolerancia sin límites, bobalicona, por un pacifismo sin condiciones, por el multiculturalismo y el relativismo ético. ZP nos adoctrinó desde el BOE, apostando por nuevos tipos de familias, por un feminismo sesgado, por la discriminación positiva, por la promiscuidad, etc. potenciando así, una ingeniería social progre. 

Todo lo anterior, en mayor o menor grado, está presente en todas las sociedades occidentales, no son cuestiones típicamente españolas. ZP las ha introducido en la sociedad española con fuerza, sobre todo por la flojetud de sus opositores, como decía Edmund Burke “Todo lo que es necesario para el triunfo del mal, es que los hombres de bien no hagan nada”. Desde su primer mandato hemos vivido una perpetua aclamación hacia un falso estado del bienestar, no hemos sido suficientemente valientes para defender públicamente ideas contrarias al zapaterismo, muchos ciudadanos han caído en la apatía, en el servilismo ante los poderosos, pensando erróneamente, que ellos son los que nos deben asegurar la felicidad. 

El problema de fondo, es que tanto la izquierda como la derecha llevan practicando durante demasiado tiempo políticas socialdemócratas, y ahora con la crisis afloran sus debilidades. Tan sólo se nos habló de derechos, olvidando las obligaciones. Han conseguido infantilizar a los electores, todo se dice con `sordina´, para no perder votos, ningún político habla claro. Ni en pleno proceso electoral se atreven a hablar de las medidas a tomar, para salir de la crisis económica. ZP no ha plantado cara a los nacionalistas disgregadores, y nos ha mentido con lo de ETA. 

La calidad de nuestra democracia es manifiestamente mejorable. Necesitamos un rearme moral individual y colectivo, que luche contra la mentira, que luche contra las muchas formas de robo, en fin que tengan valores y los visualicen, sin complejos. Los españoles tenemos una débil memoria, ahora nadie se manifiesta franquista, pero en los años 60 y primeros de los 70, los antifranquistas éramos muy pocos, el dictador aguantó tantos años por que contaba con un gran respaldo social. Ahora parece como si nadie somos responsables de que hayamos vivido todos por encima de nuestras posibilidades, gracias al crédito barato, y ahora cuando nos toca pagar la cuenta ¡culpamos a los demás! 

Hay que reconocerle a ZP una cierta gallardía, antes del 12 de mayo 2010, cuando ¡viendo las orejas al lobo! se convenció que debía cambiar -ya que el no hacerlo nos conducía al desastre- y cambió, a pesar de su ideología, y en contra de su anterior trayectoria. Siempre pensé que lo patriótico, era apoyar aquellas propuestas, como hizo UPN, y no hacer demagogia como la que hizo entonces el PP y ahora continua insistiendo en ella. El que se vaya ZP es un alivio para la mayoría, e incluso para los suyos. 

El PP, encontrará un panorama desolador: un déficit a corregir, una deuda soberana sin control, una crisis bancaria sin resolver, con una Italia hundiéndose, y por ello serán necesarias unas medidas urgentes en los primeros días, para mandar mensajes positivos a los mercados, e inmediatamente deberá acometer medidas estructurales que apunten en la buena dirección. Todos deberemos cambiar de actitud, los ciudadanos deberemos colaborar entre nosotros sin sectarismos, forzando un amplio consenso entre los principales partidos, para ir enfocando y resolviendo los numerosos problemas que nos aquejan. Estamos en una situación muy delicada, y el futuro de nuestros hijos y nietos depende de que acertemos, en las medidas.

 

 

Comentarios

Ricardo poniendo el dedo en la llaga como siempre. No puede ser más certero en su análisis. Creo que tenemos la sensación todos de que han sido ocho años absolutamente desperdiciados. Ya era hora que nos quitáramos de en medio a este demagogo que sólo se ha interesado por unos pocos pesebreros.

Añade tu comentario

Hazte socio

Queremos saber tu opinión